Imagínalo como el punto de encuentro entre la tradición y la tecnología.

Hace 118 años, Daimler-Motoren-Gesellschaft presentó un carro como nunca antes se había visto. El Mercedes 35 PS concebido por Emil Jellinek, el mejor cliente de Daimler, cambiaría la manera como el publico percibió al automóvil hasta ese entonces, deshaciéndose del diseño de 'carro de caballos con motor' prevalente hasta ese momento. El Mercedes 35 PS fue presentado durante la 'Semana de las Carreras' de 1901 en la ciudad balneario francesa de Niza, dominando todas las carreras en las que participó. Su diseño más plano y bajo, y la colocación de su motor liviano muy abajo y adelante en su bastidor con un radiador vertical integrado al frente del vehículo, constituyeron el diseño que inspiró la forma que tomaría el automóvil en los años por venir. Este nuevo concepto de Mercedes-Benz recrea el histórico evento. 

Galería: Vision Mercedes Simplex

Llamado 'Vision Mercedes Simplex', este concepto quiere que el público recuerde que Mercedes siempre ha estado inspirada en el lujo y la innovación. "Solo una marca tan fuerte como Mercedes-Benz es capaz de lograr una simbiosis física entre su historia y su futuro. El Vision Mercedes Simplex simboliza la transformación del tipo de lujo específico de Mercedes-Benz", dijo  Gorden Wagener, el director general de diseño de Mercedes-Benz. Sobre su estructura de monocuerpo reposa un asiento para dos pasajeros enfrentando un cuadro de instrumentos moderno, mientras que de sus esquinas salen las cuatro ruedas totalmente abiertas. La parte delantera del concepto está pintada de blanco, y el resto de negro, imitando el diseño original. Gran parte de las piezas de su carrocería fueron diseñadas para máximo aerodinamismo, mientras que sus ruedas son transparentes a fin de transmitir una sensación de ligereza.

El radiador de oro rosa contiene una pantalla digital 3D que muestra la palabra Mercedes en su diseño cursivo original superpuesto sobre animaciones que comunican diversos estados del vehículo. También hay una bolsa de cuero que viaja en la parte trasera del vehículo. En la cabina todo comunica fluidez, con una columna de dirección, botonería, y panel de instrumentos inspirados en el diseño náutico y de motocicletas. La pantalla que sirve como cuadro de instrumentos solo muestra la información que se necesita en momentos determinados, permitiendo que el conductor la pueda ver sin tener que buscarla, a fin de poderse concentrar totalmente en la vía.

Esta escultura sobre ruedas fue mostrada al público este fin de semana en Niza, el mismo lugar donde debutó hace 188 años el carro que la inspiró.

Fuente: Daimler