Hay una sorpresa extra en la placa.

Para muchas personas, el Chevrolet Corvette 2020 ya es una obra de arte, pero una nueva instalación de arte en la entrada de Chevrolet en el Little Caesars Arena hace ahora que ese sea un punto indiscutible. El C8 tiene un lugar de honor como parte de una escultura en la pared sobre la puerta del edificio.

Galería: Chevrolet Corvette C8 2020 en pared del Little Caesars' Arena

El diseño de la escultura muestra un emblema de los Detroit Redwings en su base. Un par de dientes se curvan hacia afuera y se conectan a las ruedas del Corvette. Dado que la arena es el hogar de un equipo de hockey sobre hielo, entre muchos otros eventos, hay una pequeña sorpresa en el carro para los fanáticos con ojos de águila. La placa muestra PWR PLAY con el emblema de Chevy entre las palabras.

Se trata de un verdadero Corvette C8 y no una simple maqueta. Según Autoblog, es un modelo original de preproducción que Chevy repintó de rojo Torch Red para esta exhibición.

 

Esta es una de las formas más llamativas que Chevy ha encontrado para generar entusiasmo por el Corvette C8, antes de que el modelo comience a llegar a las salas de exhibición. El tan esperado modelo no está muy lejos de comenzar a ser vendido, y Chevy ya no le quedan detalles por revelar. Los precios comienzan en $59,995 después del destino, y eso les da a los compradores un cupé de 490 caballos de fuerza (365 kilovatios). Paga $5,000 adicionales obtendrás el paquete de rendimiento Z51 que incluye un kit de carrocería revisado, suspensión ajustada, diferencial electrónico de deslizamiento limitado, mejor enfriamiento del tren motriz, frenos más grandes y un escape de rendimiento que empuja la potencia del motor a 495hp (369 kW).

Chevy también ha confirmado que el C8 Corvette Convertible debutará el próximo 2 de octubre. Esta versión será mecánicamente idéntica al cupé, pero contará con un techo rígido plegable y con una plataforma trasera revisada que no dejará ver el motor.