Para Mercedes-AMG la prioridad está en el desarrollo del tren motriz F1, no en batir récords de velocidad.

Bugatti sorprendió al mundo a principios de este mes cuando anunció que había superado la barrera de las 300 millas por hora (482 kilómetros por hora). El fabricante francés venció a Koenigsegg, Hennessey y SCC North America, tres fabricantes que tarde o temprano tratarán de superar el récord de Bugatti. Pero no todos los fabricantes están interesados en los records de velocidad. En una entrevista con Top Gear, el jefe de AMG, Tobias Moers, dijo que no está interesado en superar récords de velocidad con el Mercedes-AMG One.

"No estoy interesado en una competencia de velocidad", dijo Moers en la entrevista. "Estoy de acuerdo con llegar a 350, 400kph". Esas son velocidades impresionantes que muchos de nosotros no podemos comprender. El desinterés de Moers refleja el de la propia Bugatti, quien también anunció, después de establecer los 490.484 Km/h (304.773 mph), que se retiraba de la búsqueda de récords de velocidad. El objetivo de la compañía era ser el primero en romper la barrera de las 300 mph, y esa misión ya fue cumplida.

¿Por qué no le importan los récords de velocidad a Moers? Según él, "la experiencia de conducir un tren motriz de Fórmula 1 es mucho más importante que la velocidad máxima". La velocidad extrema es divertida, sin embargo, hacerlo de manera segura y legal es el verdadero desafío. No hay duda de que el AMG One será rápido, ya que tiene un tren motriz de F1. Pero Moers tiene razón, la experiencia de un carro es mucho más que solo la velocidad. Existe un fuerte argumento a favor del placer de conducir un carro lento, rápidamente.

Galería: Mercedes-AMG One

Lamentablemente, pasarán meses antes de que alguien fuera de AMG experimente el verdadero potencial del One. Las entregas fueron retrasadas hasta el primer trimestre de 2021. Las pruebas de emisiones tardaron más de lo previsto en completarse y Mercedes-AMG tuvo que volver a certificar los niveles de ruido tanto dentro de la cabina como por fuera, para cumplir con las nuevas regulaciones en entraron en vigencia mientras duro el proceso de certificación de emisiones. Mercedes reveló el carro hace casi dos años.

Fuente: Top Gear