Los menos que se quiere oír después de gastar $325,000 en una SUV.

Con un exhorbitante precio de $350,000, no hay duda de que la Rolls-Royce Cullinan es una SUV muy costosa  Sin embargo, eso no la salvó de haber sido el sujeto de su primer recall. La Administración Nacional de Seguridad Vial (NHTSA por sus siglas en inglés) anunció un llamado a revisión sobre la primera SUV de Rolls-Royce debido a un problema en su sistema de iluminación. 

Según la documentación de la NHTSA, aproximadamente 403 unidades de la Cullinan 2019 podrían no cumplir con la sección 7.3.13.1 y con la tabla IX, del Reglamento Federal de Seguridad Para Vehículos de Motor. Estos son los apartados de la ley referentes a lamparas, elementos luminiscentes, y equipos asociados. 

Galería: 2019 Rolls-Royce Cullinan: Reseña

La NHTSA explica que algunas de las luces traseras, específicamente las luces de freno, podrían no cumplir con las especificaciones legales referentes a la intensidad con que deben iluminar, lo cual podría causar accidentes. 

Según la agencia la causa del defecto radicaría en variaciones de proceso de producción del proveedor de las unidades. Los vehículos afectados podrían tener unidades defectuosas en uno o en ambos lados.  

Ni Rolls-Royce ni BMW of North America, tienen conocimiento de ningún reporte sobre accidentes, daños materiales o víctimas relacionados con el defecto.

Los concesionarios de ya tienen conocimiento del recall, mientras que los dueños serán notificados por correo a partir del próximo 14 de octubre. Como sueles suceder en estos casos, las reparaciones necesarias serán hechas libres de cargo por los concesionarios autorizados de Rolls-Royce .

Pero si eres uno de los 403 dueños de una Rolls-Royce Cullinan en Estados Unidos, sugerimos que contactes a tu concesionario para que lleve a cabo la reparación correspondiente. 

Fuente: NHTSA 1, 2, 3, 4