Se trata de un duro 'no' del ingeniero jefe.

A principios de este año, Toyota anunció que electrificaría todos sus modelos para 2025. Eso revivió algunas esperanzas de ver una versión híbrida del Supra después desechar la posibilidad de un tren motriz híbrido un año antes. Ahora sin embargo, Tetsuya Tada, ingeniero jefe del Supra, parece haber terminado definitivamente con la posibilidad. El ejecutivo dijo a Motoring.com.au que dio un 'no' rotundo  a muchas ideas de la marca, entre las cuales estaba esta opción.

Según Tada, el departamento de marketing de Toyota le había pedido que desarrollara un Supra híbrido, a lo que él respondió: "no". ¿El motivo? No solo hay limitaciones técnicas, como espacio necesario para los componentes adicionales del tren motriz y el efecto de su peso en la performance: además dijo que el sonido y el olor del motor de gasolina son propios de un deportivo. Aunque señaló que si el futuro permite resolver el problema del peso y el tamaño del tren motriz híbrido, podemos volver a soñar en unos años. 

También le dijo a la publicación australiana que convertir el Supra en híbrido es una tarea "para los ingenieros de la nueva generación". Dijo algo similar en mayo cuando se le preguntó sobre el A100 Supra y la forma que tomaría, diciendo que confía en que se jubilará para cuando se lance ese modelo. En la entrevista de Motoring, Tada también opinó que no imagina un mercado para un Supra convertible, y que un Supra manual dependería de la demanda.

Si Toyota mantiene su plan de agregar algún tipo de electrificación a cada modelo para 2025, entonces la compañía hará una excepción para el Supra y su motor de gasolina, o quizás el deportivo ya no esté entre nosotros en ese momento. Toyota tiene cinco años para decidir qué camino tomar. Pero no cuenta con mucho tiempo a su favor para desarrollar un nuevo tren motriz híbrido para su recién estrenado deportivo.

Fuente: Motoring