Pero esto no quiere decir que no vayan a hacer uno en el futuro.

McLaren ha jugado con la electrificación de sus vehículos en el pasado. Como recordarán, la casa inglesa construyó 375 unidades del P1 híbrido enchufable, durante dos años. Pero desde entonces la firma no ha retomado sus esfuerzos por la velocidad electrificada, y aunque este no quiere decir que McLaren esté cerrada al desarrollo de trenes motrices alternos, la firma se ha mantenido muy silenciosa respecto a sus planes desde que anunció el año pasado que ofrecería sólo híbridos y eléctricos a partir de 2025. Si bien ese puede ser aún el caso, la compañía aún no está lista para mostrar un hipercarro eléctrico.

En una nueva entrevista con Motoring.com.au, Jamie Corstorphine, director de marketing global de McLaren, dijo que están estudiando la idea de una gama de modelos enteramente eléctricos; sin embargo, no habrá un modelo eléctrico hasta que tengan la certeza de que será igual o mejor que sus modelos actuales. No quieren tener un carro sólo para cumplir con los nuevos estándares de emisión, ni mucho menos van a sacrificar su búsqueda del bajo precio en el altar de la electricidad. 

El peso es la razón del retraso. Corstorphine dijo a la publicación que McLaren preferiría esperar para entregar el mejor carro eléctrico que puedan hacer, respetando la filosofía de carros livianos de la compañía. Los vehículos eléctricos ofrecen un rendimiento excepcional, pero también son pesados lo que afecta la performance y la experiencia general de conducción. Si McLaren va a producir un hipercarro eléctrico, lo hará bien.

McLaren quiere que su hipercarro eléctrico sea más que una necesidad para cumplir con las cada vez más estrictas regulaciones sobre emisiones, para o ceder ante las tendencias antes de que la tecnología haya alcanzado el punto que ellos quieren. La marca pretende que su hipercarro eléctrico no solo mantenga la performance, sino también la filosofía de diseño liviano. Si bien aún pueden faltar años para la llegada de su hipercarro eléctrico, la compañía quiere que los híbridos representen la mitad de sus ventas en 2022, con la transición a vehículos únicamente eléctricos e híbridos solo tres años después.

Fuente: Motoring