También hay un modelo de arcilla de tamaño real.

Más de un mes después del debut del Corvette C8, todavía queda en el aire parte de la emoción que causó la llegada de la primera generación con motor central del histórico deportivo. Chevrolet aún no ha entregado la primera unidad del C8, pero ya hemos visto algunos en las vías públicas y en pistas cerradas, incluida una carrera de 194 mph por el ingeniero jefe de Corvette, Tadge Juechter, presentada en honor del 25 aniversario del Museo Nacional de Corvette. Ese no fue el único homenaje rendido en celebración del primer cuarto de siglo de la "catedral del Corvette', ya que se es ese el primer lugar fuera de las instalaciones de General Motors en exhibir un Corvette C8.

No se trata de una unidad lista para la producción, sino un prototipo construido en 2018 para el desarrollo del tren motriz. Se usó principalmente en el área de pruebas de Milford y ni siquiera cuenta con todos los componentes exteriores finales del modelo. Es una mula de dos tonos con paragolpes y faldones blancos, e incluso puedes ver que los grupos de luces son los que Chevrolet usó durante la fase de prueba. Además, el motor V8 de 6.2 litros del vehículo está equipado con un equipo de prueba para registrar datos durante las pruebas en la pista, además se puede ver un sistema de escape para pruebas, no apto para la producción, por lo feo que es.

Galería: Chevrolet Corvette C8 prototipo en el Museo Nacional del Corvette

El museo juega un papel importante en la promoción de la nueva generación del Corvette. Además de presentar un video de la carrera mencionada, el museo también mostró bocetos oficiales que producidos durante la fase de diseño del modelo. Kirk Bennion, el gerente de diseño exterior del supecarro, hizo una presentación completa, revelando que cuando Chevrolet presentó el Corvette C7 en enero de 2013, ya tenían entre sí la primera maqueta de arcilla de tamaño completo del C8 siendo evaluado en un estudio de diseño aislado de GM.

El prototipo del Corvette C8 quedará en exhibición en el Museo Nacional de Corvette, junto con un modelo de arcilla de tamaño completo del modelo.