El potente tren motriz híbrido del SF90 Stradale no está exento de compromisos.

Nadie imaginaria que Ferrari pudiese tener alguna dificultad en incorporar tecnología híbrida en su nuevo SF90 Stradale, después de todo si algo demostró el éxito del LaFerrari fue que los verdaderos clientes de Ferrari no tienen miedo al cambio, y que la tecnología híbrida ttiene un lugar legítimo en los establos de caballito rampante. 

Pero el empleo de la tecnología híbrida no llega sin sacrificios ni compromisos. En una entrevista con Autocar Michael Leiters, director de tecnología de Ferrari, confirmó que al legendario constructor le "duele" tener que agregar peso como consecuencia de la implementación de tecnología híbrida.

Lastrar un carro de performance con peso de más significa mucho. El sobre peso incide directamente tanto en la aceleración como el manejo. Una buena analogía es la de empujar un carrito de supermercado con más carga de la que fue diseñado para transportar. El carro requiere más esfuerzo tanto para ser empujado como para ser maniobrado. Eso es lo que Ferrari tuvo que resolver durante el desarrollo del SF90 Stradale.

Galería: Ferrari SF90 Stradale

Leiters explicó que incrementar 551 libras de peso en un Ferrari es difícil de compensar. Pudieron contrarrestarlo usando fibra de carbono en muchas partes del automóvil. La aceleración se ve atenuada, aún cuando su potencia llega a 986 caballos de fuerza con un torque de 590 lbs.-pie.

Otros problemas que enfrenta Ferrari con el peso adicional en el SF90 Stradale es el de su agilidad. La misma fue optimizada con una distancia entre ejes relativamente corta y centro de gravedad tan bajo como fue posible. Por último, los dos motores en el eje delantero sumaron 165 libras de peso, lo que se resolvió mediante vectorización de torque para replicar las sensaciones de manejo de otros modelos de la marca. 

El desarrollo del SF90 Stradale no fue una tarea fácil, pero es genial ver cómo la marca de Maranello pudo superar los obstáculos para traernos el Ferrari de producción más poderoso de la historia, ... hasta ahora.

Fuente: Autocar