Es sin duda, una mezcla de estilos sumamente peculiar.

A juzgar por el gran revuelo causado por su lanzamiento, hay una gran posibilidad de que el Chevrolet Corvette Stingray 2020 termine siendo el carro deportivo más importante de la próxima década. Igualmente, el Ferrari Testarossa es uno de los grandes íconos automotrices de los años 80. Combinar los diseños de estos dos modelos podría sonar como una idea descabellada, sobre todo por la gran cantidad de años que los separan. Aún así Abimelec Design tuvo curiosidad de ver como funcionaría un kit de cuerpo ancho en el Corvette, con claves de estilo provenientes directamente del Testarossa, el resultado fueron estos peculiares renders.

No hay duda de que el diseño resultante atrapa las miradas, se podría decir que hasta es bonito. El frontal permanece en su mayor parte inalterado, con excepción de los guardafangos frontales ensanchados. De allí es adelante las cosas se vuelven un poco locas.  Las distintivas rejillas laterales horizontales del Testarossa nacen en las puertas y viajan hasta perderse dentro de las grandes entradas de aire del C8. Los guardafangos ensanchados y las carcasas de los espejos retrovisores pintadas de amarillo distinguen el diseño aún más. 

En la parte trasera, uno elementos inspirados en la rejilla lateras  se convierten en pequeñas bases laterales para el alerón, mientras que las cubiertas extensoras de los guardafangos permanecen abiertas en la parte trasera. El diseño no parece ser muy funcional, pero si tiene mucho estilo. 

 

Amblelec Design. El nuevo Corvette C8 aún luce raro desde ciertos ángulos, pero creo que una vez que salga a la calle, el mercado de posventa se encargará del asunto. ¡Algo como este kit espacial con guardafangos anchos, un toque de Testarossa y el motor Z06 LT4! Me gusta el resultado. No se si lo prefiero con el techo puesto o guardado ¿Y tú?

Aunque el diseño no es para todo el mundo, no hay nada que imposibilite su producción. Las rejillas, guardafangos y hasta el alerón no son más que aditamentos al diseño original, y aún así al juzgar por las imágenes, tienen un gran efecto sobre el diseño original.

El Chevrolet Corvette Stingray 2020 saldrá a la venta al inicios de este año con un precio inicial de $59,995. La variante mejor equipada, la 3LT sube ese precio a $70,850. Todos los modelos vienen equipados con un motor V8 que produce 490 caballos de fuerza (365 kilovatios) y 465 lbs.-pie (631 Newtons/Metro) de torque. Un escape de performace la añade 5 Hp (4 Kw) y 5 lbs.-pie (7Nm) de torque. La única transmisión disponible es una caja automática de 8 velocidades. Los compradores puede optar por un paquete de accesorios que además de una suspensión mejorada, y cambios estéticos, también incluye un diferencial de deslizamiento limitado electrónicamente, sistema de enfriamiento mejorado, y frenos más grandes.

Fuente: Abimelec Design