Sería algo rústica por fuera pero tan opulenta como siempre por dentro.

El último proyecto del artista Rain Prisk se imagina qué sucedería si Rolls-Royce enloqueciera y decidiera ofrecer a la Cullinan como una camioneta pickup. El resultado se convertiría instantáneamente en la pickup más opulenta y más cara del mundo.

Rolls-Royce Cullinan
Rolls-Royce Pickup Truck
Rolls-Royce Cullinan Rendering

Prisk no es el único en preguntarse cómo se vería una camioneta Rolls-Royce, y puede ver algunos otros esfuerzos arriba. Sin embargo, este nuevo es el mejor de todos.

El render de Prisk conserva las proporciones básicas de la Cullinan pero agrega elementos como extensiones en los guardabarros. La altura del modelo también parece haber sido aumentada. El borde de la ventana parece más grueso que en el modelo real y tiene un acabado mate, en lugar de cromo. Las ruedas tienen un estilo elegante al dejar uno de los radios plateado, pero pintando el resto de negro. El alerón del techo es quizás lo único fuera de lugar en esta visualización, ya que hace que le da un toque de deportividad a la camioneta que distrae de su estilo esencialmente lujoso.

La distancia entre ejes es más larga que en la SUV Cullinan, lo cual es obvio al observar el espacio entre la puerta trasera y las ruedas traseras. El cambio ayuda a las proporciones visuales al colocar el eje cerca del centro de la plataforma de carga, en lugar de justo detrás de las puertas.

Si Rolls-Royce ofreciera una camioneta Cullinan, es probable que muchas personas la deseen simplemente por la novedad. Sin embargo, no hay ninguna posibilidad de que ocurra semejante barbaridad. Rolls-Royce ya rompió con sus tradiciones  suficientemente para los próximos 100 años y además ya tiene suficiente con simplemente mantenerse al día con la demanda de su ultra lujosa SUV. La fábrica está funcionando a plena capacidad para construirlas incluso después de agregar 200 personas a la fuerza laboral. Un problema que muchos fabricantes de automóviles les gustaría tener.

Fuente: Rain Prisk