La indecisión corporativa aparentemente está retrasando el desarrollo del modelo de próxima generación.

Parece que a Nissan le cuesta mucho dejar atrás a sus modelos deportivos. Los carros deportivos de Nissan ya están viejos, especialmente su modelo insignia, el GT-R, que oficialmente será un adolescente el próximo año. Según un nuevo informe de Motoring, el GT-R envejecerá aún más, antes de que llegue un modelo nuevo.

Aparentemente, hay una indecisión interna sobre la dirección de la próxima generación del deportivo. Nissan no ha decidido si llevará un tren motriz híbrido o si se volverá completamente eléctrico. Mientras tanto, el equipo GT-R de Nissan dirigido por Hiroshi Tamura está esperando instrucciones sobre cómo proceder. El informe indica que el grupo tiene algunos diseños en mente, pero nada ha progresado más allá de las ideas básicas, sin prototipos funcionales o mulas de prueba. Dado que el tiempo de desarrollo típico de un vehículo nuevo es de varios años, es concebible que un nuevo GT-R no llegue hasta 2027.

Galería: 2020 Nissan GT-R 50th Anniversary Edition

Según los informes, Tamura dijo que el GT-R tiene "solo" 12 años, y cree que la plataforma podría durar 20 años sin ningún cambio importante. Si eso no es suficiente para rascarse la cabeza, más adelante en el informe, Tamura supuestamente dijo que el cuerpo del GT-R 2017 es "casi una nueva carrocería". Comparando el 2009 (abajo a la izquierda) con el 2017 (abajo a la derecha) estamos luchando para entender lo que quiere decir con eso.

2009 Nissan GT-R
2017 Nissan GT-R

Sin embargo, este no es el deportivo más longevo en la industria automotriz. Ford mantuvo el Mustang basado en su plataforma Fox desde 1979 hasta 1993, cuando fue reemplazado por un carro construido sobre una versión modificada de esa misma plataforma conocida como Fox-4 o SN-95, el cual fue producido hasta mayo de 2004. Eso suma un total de 25 años, con un resideño enorme durante ese período.

Si hay algo positivo aquí, es que Nissan parece estar comprometida a seguir con el GT-R. Este es realmente uno de esos casos en que un modelo nuevo debería llegar más temprano que tarde.

Fuente: Motoring