Este sedán de lujo, basado en el Ford Fusion, podría tener sus días contados.

Las noticias sobre la eventual eliminación del Lincoln Continental no son nuevas. Las escuchamos por primera vez en marzo de 2018, un año después de su lanzamiento, y luego nuevamente en septiembre. Con números de ventas mensuales este años en las centenas, a pesar de la llegada de la edición Continental Coach Door con su atractiva configuración de puertas traseras de apertura central (estilo suicida), el modelo podría estar ya condenado a desaparecer, al menos en los Estados Unidos. Un nuevo informe de Automotive News arroja más luz sobre los planes de Ford sobre el Continental.

Actualmente, la compañía ensambla el modelo en su planta de Flat Rock en Michigan, junto con el Ford Mustang. Sin embargo, dos nuevas crossovers totalmente eléctricas para Ford y Lincoln comenzarían a construirse desde esa misma fábrica al final de 2022 o principios de 2023 como modelo 2023, lo que simplemente no dejaría espacio en Flat Rock para la construcción del Continental. 

Nuestra fuente menciona que esto no significa necesariamente que el sedán desaparecerá por completo del mercado estadounidense, ya que Ford podría optar por importarlo desde China, donde seguirá a la venta. Sin embargo, por el momento no hay precisiones, ya que el año pasado la el fabricante descartó un plan similar en relación al Ford Focus Active hecho en China, preocupado por el efecto de las tensiones arancelarias entre Estados Unidos y China. 

En lo que respecta a los dos nuevos modelos eléctricos referidos internamente con los nombres código CDX746 y CDX747, tres fuentes con conocimiento de los planes del fabricante dijeron a Automotive News que se basarán en la arquitectura de vehículos eléctricos propia de Ford. Ni las fuentes internas, ni mucho menos Ford, han compartido más detalles, pero podemos estimar que el  tamaño de las nuevas crossovers eléctricas, será similar al de la Ford Edge y la Lincoln Nautilus, ambas basadas en la misma plataforma CD4 usada por el Continental. Ford estima una producción anual de hasta 65,000 unidades entre ambas crossovers.

Los dos nuevos modelos serán parte de la inversión total de $11 mil millones para lanzar 16 vehículos eléctricos nuevos para 2022, incluida la crossover inspirada en el Mustang, la F-150 eléctrica, un carro dirigido al mercado europeo y un modelo desarrollado junto a Rivian entre otros.

Galería: 2017 Lincoln Continental: Prueba