El Gotland Ring parcialmente asfaltado en Suecia sirvió como sede para un récord bastante inusual.

La Porsche Cayenne Turbo S antigua fue en su momento la SUV de producción más rápida en el Nürburgring, pero su récord cayó cuando la Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio afeitó ocho segundos del su récord, superando la pista en 7 minutos y 51.7 segundos. La Mercedes-AMG GLC 63 S logró mejorar romper ese récord al cruzar la línea en 7 minutos y 49.369 segundos. Porsche aún no ha llevado a su Cayenne más potente a la pista para recuperar el título, pero viajó a Suecia para establecer otro récord con la nueva Turbo S E-Hybrid.

En manos del piloto de carreras alemán y presentador de televisión Tim Schrick, la SUV de 670 caballos de fuerza con 663 libras-pie (900 Newton-metros) de torque recorrió el Gotland Ring en 3 minutos y 51 segundos. Dado que la pista aún está en construcción, la Cayenne montada en llantas de carretera usadas fue probablemente el primer vehículo en recorrer el circuito para mostrar sus capacidades dentro y fuera de la carretera.

De hecho, Gotland Ring es actualmente una combinación de asfalto y grava, ya que solo la sección norte de la pista de 3.2 kilómetros (2 millas) está asfaltada, mientras que la sección sur de 4.2 km (2.6 millas) está llena de piedras pequeñas. Para demostrar la versatilidad de la Cayenne Turbo S E-Hybrid independientemente del terreno, Porsche ha lanzado un video a bordo con la SUV híbrida enchufable estableciendo el inusual récord.

Es un hecho conocido que Porsche disfruta estableciendo nuevos récords. Ejemplos relevantes como el 911 GT2 RS en Road Atlanta, el Nürburgring y en el Bend Motorsport Park en Australia. Por supuesto, el más impresionante de todos es el récord establecido en el Nürburgring por el 919 Hybrid Evo con su tiempo increíble de de 5:19.54. Sin embargo, ese récord podría estar en peligro ya que el jefe del equipo Toyota LMP1, Rob Leupen, expresó su deseo de superar el récord de Porsche con un TS050 Hybrid modificado específicamente para esta tarea.