La máxima SUV de Audi se prepara para convertirse en un legítimo miembro de la familia RS.

Para calmar la ansiedad e intentar subsanar el disgusto de algunos de sus clientes en un 2019 de pocos aplausos, Audi trabaja con el norte puesto en seis nuevos modelos RS que veremos llegar en lo que queda del año. La RS6 Avant sería el primero de ellos este próximo septiembre.

Aquí tenemos la Q8, capturada con la vestimenta de la línea RS mientras se somete a las pruebas finales en Nürburgring. Esta SUV, que se ubicará sobre de la SQ8, recorrió cada pulgada del Infierno Verde luciendo sus puntas de escape ovaladas, con una jaula antivuelco, que no hace falta decir que sólo la verás en el prototipo y no en el modelo de producción.

El sonido que se escucha en el video definitivamente no es generado por un motor diésel, sino un V8 biturbo de 4.0 litros, probablemente con una forma de híbrido suave para mejor eficiencia. Creemos que la potencia rondará los 600 caballos de fuerza y ​​un torque que no podemos precisar, pero creemos que hará acelerar de 0 a 62 mph a la RS Q8 en menos de los 4.8 segundos que necesita la SQ8. ¿Bajará la barrera de los 4.0 segundos? Por su peso y tamaño no creemos que será fácil.

Según rumores la RS Q8 recibirá, ya avanzado su ciclo de vida, un tren motriz híbrido enchufable adaptado de la Cayenne Turbo S E-Hybrid, que Porsche presentó hace unos días con 670 caballos. Mientras tanto, la RS Q8 estándar llegará en los próximos meses junto con posiblemente otros cinco modelos: RS Q3, RS Q3 Sportback, RS4 Avant facelift, RS6 Avant y RS7 Sportback.

Fuente: Automotive Mike