El aspecto retro ha sido un éxito para el fabricante americano.

A principio de los años 2000, Ford marcó el comienzo de una revolución de diseño retro con un nuevo Mustang que tomó señales de diseño de la primera generación del modelo. Dodge siguió con el Charger retro en 2006 y el Challenger en 2008. Chevy también entró en acción, con el Camaro en 2010. Aunque Ford y Chevrolet se han alejado de esos diseños, el Charger y Challenger continuan, principalmente porque son básicamente los mismos diseños de hace 13 años en el caso de Charger y de hace 11 años en el caso de Challenger. En una entrevista con Muscle Cars and Trucks, Mark Trostle, jefe de diseño de Dodge, Chrysler y SRT, dijo que está comprometido a mantener el aspecto retro de ambos modelos en el futuro.

Sin embargo, mantener esos diseños retro es un desafío. Las nuevas normas de seguridad y los estándares de ahorro de combustible siguen creando problemas para Trostle y su equipo. Aparentemente a Trostle no le molestan los estándares nuevos. Por el contrario, los ve como oportunidades creativas. Trostle no está ansioso por cambiar la fórmula de diseño ganadora del Charger y el Challenger, los cuales han tenido un éxito consistente y duradero.

El Challenger tiene más de una década y, sin embargo, se ve tan retro como siempre y sigue siendo el centro de atención. El Charger ha evolucionado mucho desde 2006; sin embargo, sigue siendo un sedán de cuatro puertas con tracción trasera con aspecto amenazante. Justo ayer, la compañía anunció un Dodge Charger Daytona 2020 que se rtoma inspiración del primer modelo que llevó ese nombre el 1969. No es tan agresivo en su diseño como el modelo original, pero tiene 717 caballos de fuerza debajo del capó.

Galería: Dodge Challenger 2019

Una gran parte de la dirección de diseño del Charger y el Challenger está determinada por quienes los siguen comprando. Trostle dijo en la entrevista que una gran parte de los comentarios positivos que él y su equipo reciben, provienen directamente de los clientes. Por ahora, parece que el Charger y el Challenger continuarán con sus diseños retro.