Tras la desaparición de las Murano y Evoque convertibles, Volkswagen asume la difícil misión de vender una crossover convertible.

La crossover Volkswagen T-Roc gana una hermana de techo de lona plegable con la llagada de la T-Roc Cabriolet que debutará el próximo mes en el Auto Show de Frankfurt. Este nuevo modelo, que fue previsto en 2016 en el concepto T-Cross Breeze, sigue el difícil camino emprendido por la Nissan Murano CrossCabriolet y la Land Rover Range Rover Evoque convertible, dos modelos que no fueron exactamente recibidos por el público con los brazos abiertos.

Gracias a su amplia postura y proporciones agazapadas, la T-Roc Cabriolet consigue ser una crossover pequeña relativamente atractiva, que ofrece aproximadamente 10.0 pies cúbicos de espacio en el maletero y un techo de lona operado eléctricamente como equipo estándar. Volkswagen afirma que el techo se abre en nueve segundos, con el vehículo andando a velocidades de hasta 19 millas por hora.

Galería: Volkswagen T-Roc Cabriolet (2019)

Sin embargo, no planees una travesía todoterreno intensa en este vehículo que es estrictamente de tracción delantera. Hay dos motores disponibles: un tres cilindros turboalimentado de 1.0 litro de desplazamiento y 114 caballos de fuerza, y un cuatro cilindros de 1.5 litros también turboalimentado que genera 148 hp. Una caja manual de seis velocidades viene como equipo de serie, mientras que un transmisión automática de doble embrague de siete velocidades será ofrecida como opción.

Además, puedes elegir entre dos paquetes de diseño. El Style que combina rines de 17 pulgadas, con iluminación ambiental y asientos de cuero, mientras que el paquete R-Line añade faros antiniebla estándar y asientos deportivos de tela y cuero sintético. También equipado con rines y neumáticos estándar de 17 pulgadas, la R-Line respalda aún más su aspecto más deportivo con calibración más agresiva en su dirección y tren motriz.

En cualquier caso, ambos paquetes incluyen un sistema de frenado de emergencia de baja velocidad con detección de peatones y asistencia para mantener el carril como equipo estándar, y ambos dan la opción de ascender a rines de 19 pulgadas. Para los menos conformistas aún queda la opción de un sistema de audio Beats, una pantalla de instrumentos digitales de 11.7 pulgadas y el más reciente sistema de infoentretenimiento de Volkswagen con pantalla táctil de 8.0 pulgadas.

Aunque no estamos completamente convencidos por la propuesta de una crossover convertible, hay que admitir que la T-Roc Cabriolet posee un cierto encanto que llama nuestra atención. No sabremos por un buen tiempo si sus ventas cumplirán o no con las metas establecidas, ya que llegará al mercado en la primavera de 2020. Pero solo en el otro lado del Atlántico. Desafortunadamente, no esperamos que ninguno de los modelos de la familia T-Roc llegue a EEUU.

Fuente: Volkswagen