Por radical que luzca este render, no parece un carro que Tesla fabricaría por ahora.

Mira esta visualización de un Tesla Model 3 cupé convertible. Está hecha con buen gusto, aunque el resultado no parece tan versátil como el como el carro en el que está basado.

Aunque a primera vista pareciera que no queda mucho del Model 3, un vistazo cuidadoso deja claro que este pequeño roadster, similar en muchos aspectos al Mazda MX-5, está basado en el popular Model 3.

Así dice en Twitter Lem, su diseñador:

“Hace un tiempo, tuiteé sobre un Tesla Roadster imaginario, del mismo tamaño y forma que un Mazda MX-5. Sueño con un #EV deportivo más pequeño, más ligero y más barato que el Roadster 2 propuesto por Tesla. He creado un par de nuevas imágenes. ¡Dime lo que piensas!”

 

Parece que el objetivo de Lem es un Tesla biplaza, convertible, pequeño, ligero y claro está eléctrico, y eso es precisamente lo que vemos aquí. A juzgar por los comentarios de sus seguidores en la red social, merece que Elon Musk al menos le invite un café para conversar.

El Tesla Roadster es un carro algo más grande que los renders que se ven aquí. Es probable que tampoco se ofrezca en forma convertible. Además, es un hipercarro completo y muy costoso.

Es cierto que el mercado de convertibles de dos asientos es bastante pequeño. Sin embargo, definitivamente hay un nicho allí y Tesla podría experimentar con algún vehículo que llame la atención. Pero las prioridades con Tesla Model Y, el Roadster y el tan esperado camión semi y la pickup. Quizás en algún momento en el camino, la firma podría ramificarse hacia estos segmentos más pequeños, pero por ahora, el enfoque debe estar en los vehículos con un atractivo masivo.