La causa de su fracaso sería la débil demanda que hay por el modelo.

Todo estaba funcionando de acuerdo a lo planeado con la primera pickup de Mercedes-Benz. El modelo fue bien recibido, y la línea recibió, de acuerdo a lo prometido, una variante con motor V6 para situarse en el tope de la gama.  Mercedes-Benz incluso llegó a considerar un versión con motor V8 y otra de plataforma extendida. Pero nada de esto pasó del limbo donde viven los rumores y las especulaciones. De acuerdo a un reporte de Automotive News Mercedes-Benz está considerando eliminar la Clase-X de su portafolio de modelos.

Según Automotive News “fuentes dentro del fabricante” revelaron que Daimler está buscando reducir costos y optimizar ganancias, y la Clase-X sería una de las primeras víctimas de ese plan. Con apenas 16,700 unidades entregadas en Europa, Australia y África del Sur el año pasado, el modelo está logrando ventas muy por debajo de las metas establecidas, por lo que las ganancias que genera no justifican su permanencia en la familia Mercedes-Benz. Y aunque no hay ninguna confirmación en este momento, la incertidumbre que rodea el futuro de la sociedad entre la alianza Renault-Nissan y Daimler podría jugar un papel en la decisión final.

La Clase-X es básicamente una versión algo modificada, de la pickup Nissan’s Navara que se comenzó a construir en Barcelona al cierre de 2017. El plan contemplaba una segunda línea de fabricación en la planta de Nissan en Santa Isabel, Argentina, pero Mercedes-Benz anunció la cancelación de esa segunda línea en abril de este año, dejando a Barcelona como la única proveedora de la pickup. 

La Clase-X  nunca alcanzó sus metas de ventas, en gran parte por su enorme precio . El Alemania, el precio inicial de esta pickup de lujo es de €37,294, o aproximadamente $41,856 al cambio actual. El modelo V6 arranca en unos pasmosos €48,790, o $54,759. Solo para que se den una idea, la Ford F-150 Platinum comienza en $54,920 en the United States.

Automotive News también indicó que la Clase-X estuvo afectada por varias llamadas a revisión, o recalls. Uno de los más impactantes estuvo relacionado al sistema de iluminación del área de los pedales, cuyo cable podía soltarse de su sujeción y enredarse en el pedal de freno . . . nada menos que en una pickup de lujo de más de $40,000. ¡Por favor Mercedes!

Mientras tanto, según un reporte de Automotive News, en julio pasado Daimler revisó a la baja su pronóstico de ganancias por cuarta vez en 13 meses. La razón principal para el recorte, es el aumento de la reserva de fondos para enfrentar los problemas con las emisiones de sus motores diésel y los gastos por los recalls de las bolsas de aire de Takata. 

Galería: Mercedes-Benz Clase X