La transmisión de doble embrague cambia de marchas en un abrir y cerrar de ojos.

Los fanáticos de los muscle cars estadounidenses están esperando que Ford finalmente ponga a la venta el más poderoso de sus vehículos de calle. Para aplacar las ansias hasta que esto ocurra  el óvalo azul acaba acaba de revelar detalles adicionales asombrosos sobre su brutal Mustang Shelby GT500 2020. n

La novedad radica en que el más poderoso de todos los Shelby Mustang necesita sólo 10.6 segundos para acelerar de 0 a 100 millas por hora y frenar a 0.

El GT500 es capaz de lograr una hazaña tan impresionante gracias en parte a su caja de cambios de doble embrague y siete velocidades desarrollada en colaboración con Tremec. Equipada con un mecanismo controlado por computadora, la transmisión pasa de una marcha a otra en 80 milisegundos, literalmente más rápido que un abrir y cerrar de ojos. No solo eso, sino que lleva al piso los 760 caballos de fuerza y ​​625 libras-pie de torque, que salen de su motor V8 de 5.2 litros. Todo este poder, claro claro está, depositado en el eje trasero.

Galería: Ford Shelby GT500 2020

La transmisión de doble embrague se adapta automáticamente a medida que su comportamiento cambia según el modo de conducción, o "personalidad" como le dice Ford, seleccionado. Ford dice que sus cambios son "ultra suaves" cuando el carro se conduce en modo normal, mientras que los "cambios de fuerza poderosos" solo se pueden experimentar en el modo "Drag". Gracias a la avanzada transmisión y al motor V8, el Mustang Shelby GT500 completará el cuarto de milla en menos de 11 segundos.

Otra importante razón por al GT500 solo le lleva 10.6 segundos llegar a 100 mph y luego volver a 0 son sus fuertes frenos Brembo. Con los rotores delanteros de dos piezas que miden 16.5 pulgadas, Ford afirma que el Mustang tiene los frenos delanteros más grandes instalados en cualquier cupé deportivo estadounidense. Los mismos tienen un área de barrido que 20% más amplia que la de los frenos en el Shelby GT350, con 30% más de masa térmica.

El Ford Mustang Shelby GT500 2020 comienza en $73,995, pero si te entusiasmas mucho con las opciones, fácilmente se puede llegar a seis cifras. Por ejemplo, hay un paquete de pista de fibra de carbono de $18,500 con elementos como rines de carbono de 20 pulgadas, un alerón trasero ajustable y separadores delanteros. Los paquetes Handling y Technology también están disponibles, mientras que el vinilo o las rayas pintadas tienen su costo extra desde este otoño, cuando salga a la venta.