Nos encantaría empantanarnos con este carro.

El Chevrolet Corvette 2020 aún no tiene ni un mes de presentado, y ya lo hemos visto modificado en una gran cantidad de visualizaciones. X-Tomi Design en Facebook no trae una más, y a decir verdad, creemos que es una de las mejores que hemos visto. Después de todo, ¿qué no mejora con una suspensión más elevada y los arcos de las ruedas protegidas con defensas de de caucho? ¿verdad?

A decir verdad, esta ligera reinvención del celebre modelo de Chevrolet podría ser algo que veamos de alguna manera, en un futuro no muy lejano. Se rumorea que un Corvette con tracción total está en desarrollo, aunque no se usaría para recorrer caminos de nieve profunda o senderos campestres como si fuera una Subaru Outback. Se cree que la evolución final del C8 será un híbrido con más de 1,000 caballos de fuerza, utilizando energía eléctrica para conducir las ruedas delanteras.

 

Es solo un rumor en este momento, aunque aparentemente, ya hay varios prototipos con estos trenes motrices de alto poder, siendo sometidos a pruebas. Incluso escuchamos que la fuerza era tan grande que las carrocería de algunos prototipos sufrieron torcedoras de tal magnitud que hacían estallar las ventanas traseras.

Galería: Chevrolet Corvette Stingray 2020

Es difícil decir cuánto costaría un Corvette así, aunque ciertamente no sería fácil asignarle una categoría. Aún así, nos encanta la idea de un C8 con tracción en todas las ruedas, una despeje del suelo un poquito más elevado con un juego de neumáticos que se pueden agarrar tanto al polvo como al pavimento. Esta es una representación muy excitante, con sus defensas y molduras inferiores en negro que nos recuerda los días de rally del Grupo B. Solo piensa que si la Federación Internacional del Automóvil hubiese eliminado esa categoría, el Ferrari 288 GTO podría haber sido al equivalente de este carro, compitiendo contra el Ford Sierra RS200 o el Lancia Delta Integrale en los años ‘80.

Por ahora, tendremos que conformarnos con el Corvette Stingray C8 con tracción trasera que en si mismo, se perfila como una revolución en el mundo de los superdeportivos, ofreciendo a los compradores un V8 de motor central por menos de $60,000. Por unos billetes más el paquete Z51 hace alcanzar el carro las 60 millas por hora en menos de tres segundos. Cualquier otro carro con esa capacidad llega fácilmente a las seis cifras.

Fuente: X-Tomi Design via Facebook