Gracias a la gente de ABT, la SUV diésel alcanzá los 267 caballos de fuerza.

Probablemente debido a su motor diesel, la Skoda Kodiaq RS no ha despertado el mismo interés de tantos tuneadores europeos como el Octavia RS. Sin embargo, ABT, con su afinidad por los productos del Grupo Volkswagen, decidió poner manos a la obra con esta SUV que aún mantiene el record de ser el vehículo de su clase más rápido en el Nürburgring, no es que sea espacialmente rápida per; un récord es un récord. No te dejes engañar por las apariencias, este vehículo es mucho más que una Kodiaq RS con rines negros de 20 pulgadas y la insignia ABT pegada en el portón trasero.

El tuneador alemán, basado en Kempten, tuvo la oportunidad de trabajar en el motor diésel de 2.0 litros de doble turbo y logró aumentar su rendimiento de serie de 236 caballos de fuerza y ​​369 lbs.-pie a 267 y 398 respectivamente. Gracias a este TDI más robusto, la Skoda Kodiaq en formato RS ahora va de 0 a 62 millas por hora en 6.8 segundos, o dicho de otro modo, dos décimas de segundo más rápido que la versión estándar. No se sabe nada sobre la velocidad máxima, pero podemos a modo de referencia el modelo regular de esta camioneta de Skoda alcanza las 137 millas por hora.

Galería: Skoda Kodiaq RS por ABT

Al igual que todas las otras SUV Kodiaq RS, esta cuenta con una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades encargada de enviar la potencia a los dos ejes. Hace poco más de un año, antes de su lanzamiento, el Skoda diésel más potente de todos los tiempos, en su forma estándar, completó una vuelta del Infierno Verde en un tiempo récord de 9 minutos y 29.84 segundos con Sabine Schmitz detrás del volante. El poder recién adquirido por cortesía de ABT podría mejorar esa la marca, pero obviamente no contaría cómo un récord para el modelo.

Como toque final, el ABT también jugó con la suspensión de la Kodiaq RS para mejorar el manejo en curvas a alta velocidad, haciendo a la vez que la SUV se vea un poco más deportiva.