El prototipo tomó inspiración de la primera generación del Miata y nos mostró su futuro.

Nombre: Mazda Ibuki

Debutó: Auto Show de Tokio en 2003

Especificaciones: Motor híbrido de 1.6 litros con 180 caballos de fuerza, 133 libras-pie (180 Newton-metros) de torque, caja de cambios manual de seis velocidades, tracción trasera, 143.3 pulgadas (3640 milímetros) de largo, 67.7 pulgadas (1720 mm) de ancho , 48.4 in (1229 mm) de alto y una distancia de 91.7 in (2329 mm) entre ejes con ruedas de 18 pulgadas.

Por qué lo recordamos ahora:

Ya que el Mazda MX-5 Miata está celebrando su 30 aniversario este año, pensamos que era el momento adecuado para recordar un concepto olvidado hecho hace 16 años para explorar su futuro.

Desarrollado para crear una conexión visual entre el pasado, el presente y el futuro del MX-5, el Ibuki de forma ovalada salió antes de que el roadster hiciera la transición a su tercera generación (NC). Mazda afeitó los voladizos delanteros y traseros para hacer que el Ibuki fuera aproximadamente 15 pulgadas (381 mm) más corto que el Miata NB.

Galería: Concepto olvidado: el Mazda Ibuki 2003

Esas grandes ruedas de 18 pulgadas lo hacían ver como si estuviese pegado a la carretera, mientras que los diseños delanteros y traseros se inspiraron directamente en el Miata NA, que es como se conoce a la primera generación del roadster. En comparación con el roadster que estaba a la venta en ese momento, los ingenieros empujaron el motor aproximadamente 15.7 in (400 mm) hacia la parte trasera y 1.6 in (41 mm) más bajo. Para obtener el espacio adicional necesario para acomodar el motor reubicado, Mazda instaló la unidad de aire acondicionado detrás de los asientos, delante del eje trasero.

El corazón del Ibuki fue un nuevo motor de gasolina de 1.6 litros y cuatro cilindros que se beneficiaba de la inyección directa y sincronización secuencial de las válvulas. el motor completaba un  conjunto con un motor eléctrico que además de aumentar la aceleración, también controlaba las vibraciones del motor.

El concepto también estaba equipado con una caja de cambios de tiro corto que era más liviana que la del Miata NB, y que fue desarrollada para imitar la sensación proporcionada por el NA. Los faros LED eran una novedad en aquel entonces, igual que la entrada sin llave. Otra característica interesante fue el sistema de audio, ya que sus altavoces se combinaron con los conductos para el aire acondicionado del asiento en una unidad.

Curiosamente, algunos de los paneles de la carrocería estaban hechos de plástico reforzado para reducir peso, combinado con paneles interiores de aluminio y con bases del motor de fibra de carbono. Incluso el maletero era un poco especial gracias a un mecanismo de apertura lateral que proporcionaba un mayor acceso para cargar y descargar objetos.

El Ibuki fue creado por Mazda puramente como un automóvil conceptual, pero algunos de sus rasgos de diseño se pueden ver en el Miata NC lanzado dos años después.