Este enorme y poderoso sedán se basa en la generación anterior del S8 y nunca fue producido.

Cuando se trata de versiones especiales del Audi A8, el impresionante A8 Coupé de 1997 aún tiene un lugar bien ganado en la memoria de los aficionados. Sin embargo, le llegó competencia en este RS8 que surgió de la nada. Construido en 2013, el prototipo se basa en el S8 de la generación anterior cuyo motor V8 4.0 litros doble turbo producía 520 caballos de fuerza. Siendo este un modelo RS con todas las de la ley, asumimos que debería contar con más potencia que el S8 en el que está basado, pero Audi no confirma nada.

Dejando a un lado el motor, el RS8 se ve muy agresivo con gigantescas tomas de aire delanteras y una configuración ultra baja en la suspensión. Sus rines de 21 pulgadas de dos tonos, envueltos en delgados neumáticos de bajo perfil, dejan ver sus enormes frenos cerámicos con pinzas de color naranja que brindan un buen contraste. Los detalles sobre el carro no se han divulgado, pero se llegan a reconocer luces LED y lo que asumimos es el cuadro de instrumentos digital Audi Virtual Cockpit, ya que no se ve ninguna instrumentación analógica, con agujas o calibres físicos.

Galería: 2013 Audi RS8 prototipo

El tablero de instrumentos y el túnel central presentan abundancia decoración en fibra de carbono, mientras que el resto de la cabina exhibe superficies de cuero y Alcantara con abundantes costuras de color naranja para crear una conexión visual con el exterior. Mientras que el sedán S8 (D4) normal tiene un botón plateado para en encendido montado justo enfrente del reposabrazos central cerca del conductor, este RS8 parece tener un interruptor principal naranja estilo Lamborghini colocado debajo de la botonería del control de clima.

El siguiente deslizador te permite comparar las diferencias entre el RS8 2013 y el S8 Plus 2016.

Prototipo Audi RS8 2013
2016 Audi S8 Plus: Revisión

También notamos el volante de fondo plano revestido en una combinación de cuero y Alcantara, mientras que en el costado del pasajero parece haber una bandeja que posiblemente salga del tablero de instrumentos. Parece que a la consola central le faltan el freno de estacionamiento eléctrico y los botones de asistencia para subir pendientes que normalmente se encuentran debajo de la palanca de cambios para la transmisión automática en un S8 de la generación anterior. También faltan en la consola central las claves para controlar el sistema de infoentretenimiento MMI, lo que no es tan sorprendente, ya que esto es solo un prototipo. Sin embargo, tiene un elegante sistema de sonido Bang & Olufsen.

Si quieres ver el carro con tus propios ojos deberás viajar a Alemania, y visitar el segundo piso del Audi Forum Neckarsulm, donde se celebra una exposición especial desde hace 25 años desde el lanzamiento del primer modelo RS: el RS2 Avant de 1994.

.

Fuente: