Su principal competidor será el Mercedes-AMG GT 4-Door Coupe.

Aunque parezca estar obsesionada con las SUVs, Audi simplemente le está dando a las personas lo que quieren, a fin de asegurar una buena ganancia al final del año. La nuevas camionetas recién incorporadas a su línea como la Q2 o la Q8, no necesariamente le están robando compradores a sus hatchbacks y sedanes convencionales como el A3 y el A8, sino que por el contrario están atrayendo a un público más amplio con una gran variedad de modelos. Y la verdad es que no se les puede atribuir la probable desaparición de los TT y R8, que si se van, será por efecto de la caída del nicho de los deportivos y no porque algunas familias decidieron comprar camionetas de Audi.

Hablando de nichos, a Audi está creando uno para hatchbacks de líneas fluidas coon sus A5 Sportback y el A7 Sportback. Ambos han estado disponibles durante bastante tiempo, y el más pequeño de los dos recibió el tratamiento RS por primera vez en 2018. El RS7 de la generación anterior ya luchó con el Mercedes CLS 63 AMG y el BMW M6 Gran Coupe, pero en la próxima iteración, tendrá que competir con el AMG GT 4-Door Coupe y el M8 Gran Coupe.

Galería: Audi RS7 Sportback imaginado

Aquí tenemos una representación del RS7 Sportback antes de la revelación oficial que se espera que suceda en los próximos meses. Después de haber visto el nuevo S7 Sportback, y saber como Audi Sport actualiza sutilmente sus diseños para la version RS, no es tan difícil imaginar cómo se verá este futuro competidor del Porsche Panamera Turbo cuando haga su debut este año.

Sus enormes entradas de aire inferiores delanteras apuntan a un potente motor debajo del capo donde esperamos conseguir un V8 de 4.0 litros doble turbo. No hay chanchullos diesel como en el nuevo S7 europeo. El RS7 Performance anterior ofreció casi 600 caballos de fuerza, y es probable que el modelo de próxima generación tenga aproximadamente la misma potencia en el nivel base. Se rumorea que una variante híbrida llegará más adelante en el ciclo de vida. El híbrido aumentará la potencia a casi 700hp llevándolo al nivel del Panamera Turbo S E-Hybrid, pero tendremos que esperar a ver si sucede.

Mientras tanto, el RS7 Sportback estándar podría hacer una aparición en el Salón del Automóvil de Francfort en septiembre con tracción total, y solo con transmisión automática, al igual que la RS6 Avant wagon.