También hay algunos detalles muy prácticos, como una luz LED disponible en el compartimiento del motor.

A medida que transcurre el tiempo, comenzamos a conocerse más detalles del nuevo Chevrolet Corvette C8. Si bien no son datos clave como el precio, el rendimiento del motor u otras precisiones, aún son datos interesantes de conocer, y que además revelan el avance tecnológico de los últimos seis años, cuando el C7 irrumpió en la escena automotriz.

Por ejemplo, un paquete opcional de apariencia del motor agrega luces LED que lo iluminan y permiten a su dueño hacer alarde del V8 de 6.2 litros a través de su cubierta de vidrio, así como detalles decorativos de fibra de carbono para agregar una estética deportiva.

Galería: Chevrolet Corvette Stingray 2020

Otro dato interesante es que solo una pieza del C7 sobrevivió en paso a la nueva generación. Lo malo es que Chevrolet no aclaró cuál es. La insignia es diferente en la nueva generación, así que la puedes descartar. Contactamos a Chevrolet a fin de obtener más información, pero aún no hemos obtenido respuesta.

La nueva colocación del motor le permitió a los diseñadores del C8 empaquetar sus componentes de una manera distinta y novedosa. El nuevo diseño permitió bajar la línea de la cubierta, el capó, la altura del panel de instrumentos y el volante, logrando mejor visibilidad a través del parabrisas tanto para el conductor como para su pasajero, mejorando la experiencia de conducción.

El Corvette 2020 está disponible con tres opciones de asientos. Se supone que las butacas GT1 estándar son cómodas para viajes de larga distancia. Las GT2 tienen una disposición similar pero con una sección abierta en el área del cuello y refuerzos un poco más pronunciados. Finalmente, los asientos Competition Sport son de un "tejido de performance" en las áreas de alto desgaste.

El Corvette C8 puede resultar siendo un gran turismo, o bestial deportivo, dependiendo como se le configure. El selector de modo de conducción es capaz de ajustar 12 aspectos del rendimiento del vehículo, más los ajustes del nuevo 'modo Z' que permite personalizar la experiencia de manjeo al gusto del conductor. El paquete Z51 Performance, cuenta con la amortiguación Magnetic Ride Control 4.0 ahora adapta la suspensión a la carretera en 10 a 15 milisegundos y puede subir la suspención delantera para evitar daños con las barras reguladoras de velocidad. Este sistema utiliza localización GPS con memoria a fin de recordar la localización de estas barras, permitiéndole al carro recordar hasta 1,000 de ellas.

Sigue visitándonos para obtener más detalles sobre el C8, aún hay mucho por descubrir de este carro que ya está entre nosotros.

'
Fuente: Chevrolet