Una dosis de electricidad podría mejorar la performance y la eficiencia.

El Chevrolet Corvette C8 debutó hace solo un par de días, y ya se especula sobre posibles futuras versiones electrificadas. Cuando Autocar le preguntó a un miembro del equipo del Corvette si el carro podría contar con un generador de arranque integrado para un sistema semi híbrido o un motor eléctrico para el eje delantero, su respuesta fue: “sería razonable hablar de la posibilidad".

Un rumor de principios de año indicó que el Corvette híbrido podría tener un motor eléctrico en el frente para completar un diseño de tracción total. La desventaja es que reduciría significativamente su ya minúscula capacidad de carga eliminando el baúl frontal.

Galería: Chevrolet Corvette Stingray 2020

El desafío de ingeniería de este proyecto es asegurar que el aumento de potencia y capacidad compense lo suficiente el peso adicional del motor eléctrico y la batería. Aún no hay detalles acerca de cuánta potencia podría ganar el modelo híbrido, pero la tracción total podría mejorar arranque para una buena aceleración fuera de línea.

En 2015, General Motors registró una marca comercial de Corvette E-Ray, y la compañía ha continuado renovando esa solicitud hasta 2019. Los rumores sugieren que la marca podría tener reservado ese nombre para un futuro Corvette híbrido.

Cuando se le preguntó acerca de una versión enteramente eléctrica del Corvette, Mark Reuss el presidente de General Motors, dijo a Autocar: "Ya veremos. Estén atentos". Si bien no es una negación rotunda, la declaración parece sugerir que el superdeportivo mantendrá su motor de combustión en el corto plazo.

Fuente: Autocar