El kit de carrocería es más que solo algo estético, ya que también mejora la aerodinámica y la estabilidad.

El BMW Isetta de hoy en día, como a algunas personas les gusta caracterizar el i3, puede que no tenga demasiado futuro, pero algunos tuneadores dispuestos a hacer experimentos echaron mano al pequeño carro eléctrico. Los especialistas de posventa de AC Schnitzer son conocidos por haber hecho su trabajo sobre el i8, pero también ofrecen paquetes para su hermano menor. Un ejemplo reciente es este i3s, que ha sido modificado con un kit más agresivo.

Comenzando en la parte delantera, el carro recibió un nuevo divisor delantero con acabado en negro mate y con tres adaptadores negros brillantes fabricados con poliuretano. Una terminación similar se puede apreciar en la parte posterior, donde el alerón montado en el techo tiene un aspecto negro brillante y también está hecho del mismo material. Según AC Schnitzer, los nuevos complementos son algo más que algo visual, ya que también tienen un segundo propósito: mejorar la eficiencia aerodinámica del vehículo.

Galería: BMW i3s por AC Schnitzer

También es notable el faldón trasero y la insignia del tuneador en la esquina inferior derecha de las puertas traseras, mientras que el despeje con el suelo se ha reducido en 20 milímetros (0,8 pulgadas) gracias a un nuevo kit de resortes de suspensión. AC Schnitzer también instaló espaciadores para empujar las ruedas 12mm (0.5") hacia afuera a fin de lograr una apariencia más deportiva para el i3, así como para mejorar su estabilidad.

El tuneador no ha publicado imágenes del interior del BMW, pero sabemos que le incorporó al hatchback una variedad de detalles en aluminio y decoraciones en negro para el controlador iDrive.

El tren motriz se mantiene sin cambios, por lo que el i3s ofrece 181 caballos de fuerza y ​​un torque de 199 libras-pie, 11 caballos y 15 libras-pie más que el i3 estándar. Acelera de 0 a 60 mph en 6.8 segundos, reduciendo cuatro décimas de segundo en comparación con la variante base.

'