La G Wagen japonesa es absolutamente adorable.

Una Mercedes-AMG G63 base cuesta €134,809 o el equivalente de $152,057 más que una Suzuki Jimny en Alemania. Estas son dos de las SUVs todoterreno más legendarias y más antiguas que existen, pero mientras que el modelo construido por Magna Steyr en Austria es una SUV lujosa, la otra ensamblada en Japón es una rastreadora de rocas sencilla. ¿Qué pasa si le dijimos que hay una manera de tener el aspecto del vehículo más caro por un precio más asequible?

Fast Car Service en Dubai, especializado en productos de posventa, ha desarrollado un kit de carrocería increíblemente detallado para la Jimny que transforma a la pequeña SUV en una réplica de la G63. El paquete completo incluye un nuevo parachoques delantero, capó, barra de toros y arcos de rueda delanteros abultados, todos derivados de la Clase G. Los faros están tomados de otro todoterreno que ha existido durante décadas, la Jeep Wrangler, en su forma actual JL.

Galería: Suzuki Jimny con kit de carrocería Mercedes-AMG G63 de Fast Car Service Center

Los faros delanteros, los espejos y los escalones laterales vienen directamente de una Clase G. La pequeña Jimny incluso recibió dos puntas de escape laterales, cortesía de un escape AMG original, aunque solo los de la izquierda funcionan. Puede que no tenga el gran V8 de la G63 real, pero el pequeño motor de cuatro cilindros suena bastante bien gracias al nuevo escape.

Al moverse hacia atrás, las luces traseras y el parachoques son idénticos a lo que encontraría en una Clase G, al igual que la cubierta de la rueda de repuesto. Este último incorpora una cámara de visión trasera para mejorar la visibilidad, aunque no debería ser tan difícil estacionar la Jimny dado su tamaño diminuto. Los arcos de las ruedas traseras empernados y los amortiguadores personalizados completan los cambios.

La gente de ArabGT decidió hacer una prueba de 0-62 mph (0-100 kph), pero con el motor de 1.5 litros de aspiración natural de 100 caballos de fuerza, definitivamente no es rival para el V8 doble turbo con 4.0 litros de la G63 con sus 577 hp.

¿Cuánto cuesta el paquete? $12,250, que no está nada mal considerando que Fast Car Service incluirá un juego de rines de 18 pulgadas prestados de la Clase G. Por ese precio, la Jimny se repintará completamente al color deseado. No hay mucho que hacer dentro de la cabina, pero la SUV pequeña tiene una pantalla táctil más grande que la unidad original.

El kit hace un buen trabajo en hacer que la Jimny se parezca mucho a una G63, pero la discrepancia de tamaño demuestra claramente cuál es la real. Con 3645 milímetros (143.5 pulgadas) de largo, la Suzuki es 1080 mm (42.5 pulgadas) más corta que el Mercedes. También es considerablemente más estrecha (1645 mm / 64,8 en comparación con 1931 mm / 76 pulgadas) y tiene una altura considerablemente menor (1730 mm / 68,1 en comparación con 1969 mm / 77,5 pulgadas).

Fuente: ArabGT