Las fotos de incidente son increíbles y pavorosas.

Un tren cargado de vehículos sufrió un aparatoso descarrilamiento en la mañana del pasado 10 de julio en el condado Lincoln, en Nevada. El accidente esparció una cantidad importante de unidades nuevas de los modelos Jeep Gladiator, Wrangler, Chevrolet Silverado HDs, y GMC Sierra HDs en el lugar del accidente, que afectó un total de 33 vagones. Algunos de estos vagones incluso se deslizaron por un terraplén de piedra cayendo en una carretera pública, según un reporte de KSNV News de Las Vegas. Afortunadamente no hubo víctimas humanas ni lesionados que lamentar, aunque muchas de las víctimas automotrices sí sufrieron daños considerables. Union Pacific, la compañía ferroviaria encargada del tren siniestrado, inició una investigación sobre las causas del accidente, y espera que las labores de limpieza del lugar hayan terminado el próximo 12 de julio.

Galería: Descarrilamiento de tren de transporte de automóviles

El Departamento del Sherif del Condado de Lincoln hizo públicas las imágenes del accidente que mostramos más arriba. Los extremos de varios de los vagones del tren se golpearon entre sí lanzando su contenido alrededor del área.

El nivel de destrucción varia considerablemente entre los distintos vehículos. Por ejemplo, hay una Jeep Wrangler Unlimited que luce lista para arrancar e irse a casa. Al otro lado del espectro se puede ver a una desafortunada Jeep Gladiator que cayó sobre to techo al caer del tren. Hay otro modelo Jeep con el capó doblado hasta tocar el parabrisas, y también de puede ver una pickup Silverado HD que rodó hasta caer sobre la caja de carga de una Sierra HD, terminando en una posición muy precaria para ambas camionetas.  

 

Oficina del Sherif del Condado de Lincoln Nevada: Fotos del reciente descarrilamiento ferroviario. Por favor no viaje a esta área a menos que sea absolutamente necesario mientras UPRR realiza las labores de limpieza.

Lo más probable es que estos vehículos terminen en algún cementerio para chatarra. Aún cuando el daño no es inmediatamente aparente en algunos de ellos, los fabricante no van a querer arriesgarse a transportarlos a los concesionarios, por causa de las responsabilidades legales potenciales en caso de que alguien sufra algún daños a bordo de alguno de ellos.

¡Qué desperdicio!