Llegó la hora de darle la despedida final a este ícono de la historia automotriz.

El presentador de Grand Tour, James May, calificó al Volkswagen Beetle como "el auto más significativo e importante que se haya fabricado". Presentado en 1938, por más de 80 años el Beetle sirvió fielmente a gente en todo el mundo llevándolas al trabajo, a la escuela, a sus primeras citas, reuniones, protestas, entrevistas de trabajo, y mucho más. Sin embargo, todo lo bueno siempre llega a su fin, y para el Beetle el fin llegó este mes. La marca ha oficializado el cese de la producción.

"Es imposible imaginar dónde estaría Volkswagen sin el Beetle", dijo Scott Keogh, Presidente y CEO de Volkswagen Group of America. "Desde que fue importado por primera vez en 1949 hasta el diseño de inspiración retro de hoy, el Beetle ha demostrado nuestra capacidad para enterrar clavijas redondas en los agujeros cuadrados de la industria automotriz".

Es sorprendente que después de 81 años, solo hayan existido tres generaciones de este famoso carro. Su icónica primera generación, que dejó de ser producida en 2003, coexistió por 5 años (no en los mismos mercados) con el New Beetle presentado en 1998. El New Beetle, su primera versión moderna, no solo le dio al ya legendario carro de dos puertas un nuevo aspecto con dimensiones y líneas más acordes con la estética y aspiraciones de los compradores de carros del siglo XXI, que con los de los años 30, sino que también lo proveyó de una mecánica moderna al basarlo en la plataforma del Volkswagen Golf. Atrás quedaron el motor trasero y el sistema de enfriamiento por aire. 2011, trajo la la tercera y última generación desechando la palabra 'New' del nombre que a partir de ese momento regreso a ser simplemente 'Beetle'. El nuevo nombre llegó con un aspecto más elegante y menos caricaturesco, gracias a un techo más plano.

Si bien las ventas iniciales a partir del rediseño fueron auspiciosas, las tendencias en el gusto de los consumidores ya favorecían de manera inequívoca y masiva a las crossovers y SUVs. En 2018, Volkswagen vendió solo 14,411 ejemplares del Beetle en Estados Unidos, el registro más bajo desde 2011.

El último Beetle, fabricado en Puebla, México, se dirigirá al museo de Volkswagen en esa ciudad. Los últimos autos construidos para Estados Unidos se unirán a la colección de vehículos históricos de Volkswagen of America. La fábrica será reacondicionada para producir una nueva SUV compacta diseñada para el mercado norteamericano, que se ubicará debajo de la Tiguan. Es triste ver la desaparición de un ícono histórico de la industria automotriz, pero como dijo Keogh, "aunque ha llegado el momento [del fin para el Beetle], el papel que ha desempeñado en la evolución de nuestra marca será recordado por siempre".

Fuente: Volkswagen

Oculta el comunicado de prensaDespliega el comunicado de prensa

ICONIC VOLKSWAGEN BEETLE ENDS PRODUCTION

Herndon, VA — After its multi-generational run as a brand mainstay and global automotive phenomenon, the Volkswagen Beetle is ending production. The final car produced by Volkswagen de Mexico’s Puebla plant—a Denim Blue coupe—will live on display at Volkswagen’s local museum in Puebla as a lasting tribute to the automobile’s rich and storied heritage. Volkswagen de Mexico will soon shift resources to produce a North American market-focused compact SUV that fits in the manufacturer’s lineup below the Tiguan.  

“It’s impossible to imagine where Volkswagen would be without the Beetle,” said Scott Keogh, President and CEO, Volkswagen Group of America. “From its first import in 1949 to today’s retro-inspired design, it has showcased our company’s ability to fit round pegs into square holes of the automotive industry. While its time has come, the role it has played in the evolution of our brand will be forever cherished.”

Introduced to America as the Type 1, Volkswagen sold nearly five million Beetles in the United States, and a worldwide total of 21.5 million cars. In 1998, the New Beetle—an early automotive adopter of “modern retro” design language—re-introduced the familiar silhouette to a new generation of drivers, and sold more than 1.2 million cars between 1998 and 2010. In 2011, the third, and current generation of Beetle went on sale in the U.S. as a 2012 model, and more than 500,000 have been built since.

Sold in both coupe and convertible variants, the second- and third-generation of Beetles have collectively been produced in 23 different exterior colors, 32 interior trims, 13 varying engine configurations and 19 special editions, including the Dune, Denim, Coast and #PinkBeetle. All second- and third-generation Beetles have been built by Volkswagen de Mexico, Puebla, and have been sold in 91 markets worldwide.     

The end of Beetle production will allow Puebla’s resources to shift production to a new compact SUV tailored to the North American market, slotting into the lineup below the Tiguan.

After its celebration, the final Beetle will be displayed at Volkswagen’s museum in the city of Puebla, Mexico. The last cars built for the U.S., a pair of Kings Red vehicles with custom dashes, keys and quilted seats, will join Volkswagen of America’s collection of historic vehicles.