Aunque nunca vio la luz del día ni fue sometido a consideración, el carro definitivamente existió.

Alpina, fabricante y tuneador de modelos BMW de alto rendimiento, tiene más de cuarenta años de experiencia y colaboración con la marca de Münich. Naturalmente, su estrecha integración con los procesos de BMW y sus vehículos les ha brindado el acceso y la oportunidad suficiente como para animar las cosas. Alpina crea modelos BMW de producción limitada, y ofrece kits de mejoras para toda su gama de modelos.

Pero no todos sus proyectos llegan a la luz pública. Hace un tiempo, por ejemplo, Alpina decidió crear un proyecto secreto: un BMW i8 que cumpliera con los todos sus exigentes estándares.

Galería: BMW i8 Roadster

En un post de BMW Blog, durante el lanzamiento del Alpina B7, el CEO de la compañía Andreas Bovensiepen compartió información interesante sobre lo que se propusieron hacer con el BMW i8; el un cupé deportivo híbrido enchufable equipado con un paquete de baterías de 11.6 kWh, dos motores eléctricos y un motor 3 cilindros  turboalimentado de 1.5 litros con 360 caballos de fuerza. La idea era mejorar el manejo y la salida del motor modificando partes clave del vehículo. Incluso se hicieron algunos cambios aerodinámicos, pero se necesitaba un motor más grande para aumentar la potencia. Un impulsor de cuatro cilindros era el único motor que aceptaba su arquitectura, afortunadamente ese cambio en sí mismo le confería un aumento de 100 caballos al conjunto, llevando el total a 460 hp.

Bovensiepen incluso mencionó que la mula de prueba fue conducida en caminos públicos, pero carecía de los indicadores para sugerir que se trataba de una unidad Alpina, esencialmente volando bajo el radar de cualquier fotógrafo espía. Desafortunadamente, nunca se filtraron fotos del Alpina i8, pero la publicación del blog continúa diciendo que las fotos que Bovensiepen sacó rápidamente de su teléfono mostraron que la única unidad estaba pintada de negro, con ruedas de Alpina, tenía un ala de carreras en la parte trasera, y era un poco más ancho. Si bien es posible que nunca podamos ver realmente que fue lo que Alpina cocinó para el BMW i8, estamos bastante seguros de que no faltarán otros carros concepto de BMW para que Alpina pueda trabajar en el futuro.

Fuente: BMW Blog