Lee Iacocca falleció a los 94 años de edad

Lee Iacocca falleció a los 94 años de edad

El genio creador detrás del primer Ford Mustang sucumbió víctima de complicaciones relacionadas al mal de Parkinson.

Lee Iacocca, uno de los últimos gigantes de la industria del automóvil mundial, falleció el pasado martes en su casa del suburbio de Bel Air en Los Ángeles, a los 94 años de edad. Su muerte fue causada por complicaciones causadas por el mal de Parkinson. La noticia fue comunicada a los medios por su hija Lia Iacocca Assad.

Nacido en la ciudad de Allentown en Pensilvania el 15 de octubre de 1924, de padres inmigrantes del sur de Italia y el joven Iacocca fue rechazado al tratar de alistarse en las fuerzas armadas estadounidenses por causa de un fuerte episodio de fiebre reumática sufrido durante sus años en la escuela secundaria. Esto lo salvó de combatir en la segunda guerra mundial que estaba a punto de estallar en Europa, y le permitió dedicarse de lleno a sus estudios universitarios, obteniendo un grado en ingeniería mecánica de la Universidad Lehigh. Siempre un excelente estudiante, Iacocca fue reclutado inmediatamente por un cazador de talentos de la Ford Motor Company en agosto de 1946. 

Después de pasar un par de años conociendo las distintas áreas de ingeniería de Ford, Iacocca se dio cuenta de que lo que realmente le interesaba era el mercadeo y venta de vehículos. Sus colegas lo tildaron de loco cuando renunció a un lucrativo futuro como ingeniero, a cambio de la posibilidad de trabajar en el departamento de ventas. Iacocca fue asignado a la oficina regional de ventas de su estado natal donde rápidamente se destaco por la creatividad y efectividad de sus campañas de ventas. Su campaña '56 para el 56' (cuotas de $56 para autos modelo 56) tuvo tanto éxito que llamó la atención a la gerencia corporativa, siendo trasladado a los cuarteles generales.

Iacocca no tardó en destacarse y subir rápidamente la escalera corporativa, llegando a el rango de vicepresidente encargado de la gerencia general de la división Ford en 1960 y convirtiéndose en uno de los tenientes en que Henry Ford II más confiaba. En su carácter de jefe de Ford, Iacocca formó un grupo de discusión conocido como el 'Comité Fairlane' a fin de tratar de entender los cambiantes gustos del público. Ese grupo decidió y planificó la producción de un cupé asequible, de tonos deportivos, y que pudiese ser producido con partes e ingeniería existentes para controlar sus costos de producción. En abril de 1964 el Ford Mustang llegó a los concesionarios Ford en EUU y Canada convirtiéndose en una revolución comercial y cultural, y lanzando a Iacocca a la estratosfera de la fama corporativa y popular, consiguiendo junto al Mustang las portadas de las grandes publicaciones del día como Time y Newsweek.

Iacocca estaba volando muy cerca del sol, algo que estaba reservado únicamente para miembros de la familia Ford. Algunos errores garrafales como los peligrosos defectos en el diseño del subcompacto Ford Pinto solo empeoraron las tensiones entre Iacocca y Ford, las cuales llegaron a su punto álgido en 1978 cuando Iacocca fue despedido sumariamente de la Ford Motor Company.

Al mismo tiempo la Chrysler Corporation estaba a punto de tirar la toalla y declarar bancarrota. Sus nuevos compactos, el Dodge Aspen y Plymouth Volare, fueron llevados a producción prematuramente antes de haber corregido los típicos problemas de producción de un diseño nuevo. Al ver que Iacocca estaba disponible Chrysler decidió contratarlo inmediatamente. Gracias a su bueno nombre y éxitos pasados logró conseguir garantías gubernamentales del gobierno de Jimmy Carter para poder lanzar una nueva línea de revolucionarios autos compactos de tracción delantera; el Dodge Aries y el Plymouth Reliant conocidos colectivamente como los 'Carros K'. Lanzados finalmente en 1981, con campañas de publicidad mostrando a Iacocca diciendo lo bueno que era sus nuevos productos, los Carros K fueron un éxito inmediato. Iacocca pagó los prestamos antes de tiempo y utilizó la ingeniería de los K para desarrollar una nueva línea de modelos Dodge, Plymouth y Chrysler entre ellos las primeras minivans Dodge Caravan y Plymouth Voyager, otros espectacular éxito para la compañía que ahora se refería a si misma como la 'Nueva Chrysler'. Iacocca permaneció a la cabeza de Chrysler por 14 años, hasta 1992, sumando a triunfos como el Dodge Neon, el Dodge Viper y la compra de Jeep, a su lista de grandes éxitos.

Galería: Los carros de Lee Iacocca

Lamentablemente Iacocca decidió manchar su expediente con un triste intento de regreso cuando en 1995 junto a Kirk Kerkorian, el tiburón financiero de Las Vegas que había desguazado a la Metro Goldwyn Meyer, encabezó un intento de compra hostil de Chrysler. El intento fue repelido con éxito por Chrysler, pero fue lo suficientemente traumático para la compañía que los llevó a buscar refugio en los brazos de Daimler-Benz, con las desastrosas consecuencias que todos conocemos.  

A pesar de esos errores, es imposible negar que Lee Iacocca merece un lugar destacado y de honor en el panteón de los gigantes de la industria automotriz mundial, junto a Karl Benz, Henry Ford y Walter Chrysler, un puesto que se ganó a pulso, con una gran visión y con una inusual y fuerte pasión por el automóvil.

Fiat Chrysler Automóviles dijo acertadamente en una declaración en ocasión de su fallecimiento que Iacocca "fue uno de los grandes líderes de nuestra empresa y de la industria automotriz en general. Iacocca también desarrolló una destacada tarea como estadista empresarial y filántropo a nivel nacional". 

Ford no había emitido ninguna declaración al momento de la publicación de esta nota.

Oculta el comunicado de prensaDespliega el comunicado de prensa

Declaración de FCA acerca del fallecimiento de Lee Iacocca

3 de julio de 2019 , Auburn Hills, Mich. - La Compañía lamenta la noticia del fallecimiento de Lee Iacocca.  Lee jugó un papel histórico en Chrysler, liderando la compañía a través de la crisis y convirtiéndola en una verdadera fuerza competitiva. Fue uno de los grandes líderes de nuestra empresa y de la industria automotriz en general. Iacocca también desarrolló una destacada tarea como estadista empresarial y filántropo a nivel nacional.

Lee inspiro una mentalidad que aún nos impulsa hoy en día, la cual se caracteriza por el arduo trabajo, la dedicación y la perseverancia. Nos comprometemos a garantizar que Chrysler, ahora FCA sea un ejemplo de compromiso y respeto, conocida por su excelencia y por su contribución a la sociedad.  Su legado, resiliencia e inquebrantable fe en el futuro, son valores inculcados en los hombres y mujeres de FCA que trabajan todos los días para vivir en concordancia con los altos estándares que él estableció.
USA / Latino
Nuestras ediciones internacionales