Nuevos rumores traen más malas noticias para los fanáticos del Camaro.

Un nuevo informe de Muscle Cars And Trucks, que cita fuentes anónimas, dice que General Motors ha cancelado el desarrollo del Chevy Camaro Z/28 de sexta generación. La noticia llega una semana después de que un informe indicó que el fabricante de automóviles discontinuará el Camaro después de 2023.

Las ventas del Camaro de sexta generación han sido abismales, cayendo constantemente desde su introducción en 2016. El año pasado, solo 51,000 de ellos encontraron un hogar. Las cifras de ventas para 2019 no se ven mucho mejor. Sin embargo, las ventas para su competidor, el Ford Mustang, también han bajado, aunque no son tan extremas como las ventas del Camaro. Aparenta que GM está siendo cuidadoso antes de desarrollar un modelo nuevo costoso.

Según el informe, el desarrollo de la sexta generación del Camaro Z/28 llegó hasta las etapas del tren motriz y la planificación empresarial. Al parecer, GM estaba desarrollando un nuevo motor para el Z/28: el LT3, un V8 de aspiración natural de 6.6 litros y un sucesor del LS7 en el Z/28 de quinta generación. Sin embargo, GM mató el programa del motor en noviembre de 2018.

Esto sucedió el mismo mes en que General Motors anunció su reestructuración comercial masiva en la que invertiría más recursos en vehículos eléctricos y autónomos mientras que despidió a miles de empleados asalariados, incluidos más de mil en el Warren Tech Center de GM. Según el informe de Muscle Cars And Trucks, este cambio en dirección y los despidos provocaron la desaparición de algunos programas de vehículos.

Galería: Chevy Camaro Z/28 2014

Las malas noticias se siguen acumulando para los entusiastas de Camaro que probablemente estén desanimados al escuchar la posibilidad de que un Camaro Z/28 sea poco probable. Sin embargo, la industria está experimentando un cambio significativo a medida que los consumidores acuden a crossovers, SUVs y camiones. Los fabricantes de automóviles están invirtiendo miles de millones en vehículos eléctricos y autónomos, y continuar desarrollando modelos de baja venta tiene poco sentido financiero cuando se puede ganar más dinero a través de los productos principales.