Potente, extremo y ahora, aún más ancho.

El Dodge Charger es el sedán que no puede ser detenido. Otros fabricantes de automóviles están abandonando el negocio de los sedanes, mientras que el último sedán estadounidense grande, con motor delantero, tracción trasera y motor V8 continúa sin cesar. FCA continuaría construyendo al Charger hasta el final inevitable de nuestro universo si las ventas siguen siendo sólidas. Cada año, Dodge de alguna manera le añade aún más desempeño a su Charger y su Challenger mientras que los mantiene con unas apariencias frescas. El próximo capítulo del Charger podría estrenarse muy pronto: el Dodge Charger Widebody 2020.

De acuerdo con Mopar Insider, el Charger Widebody, y el rumoreado Dodge Charger SRT Hellcat Redeye Widebody 2020, podrían debutar a fines de este mes. La publicación dice que el evento anual de FCA a fines de junio, donde los periodistas tienen la oportunidad de manejar las últimas ofertas de la compañía para el próximo año modelo, podría ver el debut del Charger. Fue aquí el año pasado donde Dodge le dio a los periodistas su primer vistazo del Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye Widebody de 2019, junto a los amados Hellcat Challenger y Challenger R/T Scat Pack Widebody.

Galería: Dodge Charger Widebody Scat Pack Fotos Espías

Los rumores sugieren que la familia Charger seguirá una estructura similar, que incluye un Charger Redeye Widebody con 797 hp  (594 kW), un Charger Hellcat Widebody con 717 hp (534 kW) y el Charger R/T Scat Pack Widebody. El Charger Redeye recibirá una fascia frontal y trasera única junto con un capó nuevo, extractores de calor y una entrada de capota más grande. Sin embargo, el paquete de Scat Pack no tendrá el capó nuevo.

Mientras que Dodge continúa mejorando al Charger año tras año, pronto podría haber un momento en que FCA elimine al Charger y el Challenger. Durante más de una década, ambos han sido un antítesis para la industria automotriz, rechazando las tendencias de los consumidores y las expectativas de los clientes. Dodge marcha a su propio ritmo que afortunadamente resulta en una abundancia de potencia.

Fuente: Mopar Insiders