De esa cifra, 20,000 se fueron solamente en instalarlo.

Si eres un admirador de los Porsche 911, quizás la generación denominada internamente ‘993’ sea tu preferida. La última con motor refrigerado por aire marcó el fin de una era para los aficionados más puristas.

Y hablamos sólo del 993 convencional. Es una historia totalmente distinta si miramos la versión Speedster. Esta línea no oficial no era algo que estaba a la venta desde Porsche, sólo hubo dos privilegiados: Ferdinand Alexander Porsche, cuando cumplió 60 años en 1995, y la estrella de TV Jerry Seinfeld en 1998.

Galería: Porsche 993 de John Sarkisyan

Dicho esto, sólo Podemos imaginar lo costoso que sería una pieza de este 993 Speedster, que debería estar extinto considerando la cantidad de unidades construídas.

John Sarkisyan reforzó esta última hipótesis, dado que tomó su 993 Cabriolet y lo convirtió en un Speedster. Es una tarea relativamente sencilla para él, dado que ya había construido un Mercedes-Benz 300SL Gullwing a partir de un SLK. Este muchacho era tan talentoso en restauración y modificación que su Gullwing se posicionó en SEMA 2018 entre los 10 mejores restomods, es decir, el proceso restauración que además moderniza un vehículo.

Y bien, ¿qué hay de las partes de un Speedster? De acuerdo con Sarkisyan, debió ordenar un parabrisas de 993 Speedster para terminar su creación. Al tratarse de una compra excepcional y extraña, el precio estimado trepó hasta 50,000 dólares.

Pero no fue sólo hacer la compra. Teniendo en cuenta que el 993 Cabriolet y el 993 Speedster son vehículos de parabrisas distintos, Sarkisyan dijo que el trabajo de adaptar este elemento en su carro costó 20,000 dólares de mano de obra.

¿Un desperdicio de dinero? No creemos. Mientras tanto, tú puedes ver el video al tope de esta página con el auto de Sarkisyan en acción.

Fuente: Hoonigan AutoFocus via Youtube | Hoonigan