Llegará fácilmente a los $100,000 marcando casillas en la lista de opciones.

Cuando Mercedes anunció el precio para Estados Unidos de la nueva GLS, solo hablaron de la GLS 450 4Matic con su precio de $75,200 antes del costo de envío y entrega de $955. Para aquellos interesados en adquirir la versión más potente de la SUV, el fabricante anunció que la GLS 580 estará disponible desde $97,800 antes de impuestos.

Entonces, ¿qué obtienes por esa enorme prima de $22,600 sobre el modelo base? Bueno, la GLS 580 abandona el motor seis cilindros de 3.0 litros por un V8 de 4.0 litros. Ambas versiones cuentan con el sistema EQ Boost con un motor eléctrico integrado. La potencia crece de 362 hp y 369 lbs-pie a 483 hp y 516 lbs-pie. En ambos casos, el componente electrificado agrega hasta 21 hp y 184 lb-ft, y viene equipado con una transmisión automática de nueve velocidades y un sistema de tracción total. 

Galería: Mercedes-Bens Clase-GLS 2020

El motor más grande reduce la carrera a 60 mph (96 kph) por 0.7 segundos, haciéndolo en solo 5.2 segundos. Las dos variantes vienen con una velocidad máxima limitada a 130 mph. Curiosamente, aunque sea un detalle pequeño, la versión V8 es 0.2 pulgadas más larga que su contraparte de seis cilindros, con 205.2 pulgadas de longitud.

Desafortunadamente el configurador no está disponible en la página web de Mercedes-Benz USA, pero se puede imaginar que será muy fácil alcanzar un precio de seis cifras después de jugar con él por solo unos segundos. Habrá al menos dos versiones más caras teniendo en cuenta que una AMG GLS 63 está en proceso junto con un modelo elegante de la marca Maybach. Se espera que esta versión lujosa se convierta en el vehículo más caro construido en los Estados Unidos, posiblemente costando $200,000 o más de $40,000 más que el modelo más caro actual, el Acura NSX fabricado en Ohio.

Considerando que la GLS regular está programada para llegar a Estados Unidos antes de fin de año, no se espera que los modelos AMG y Maybach lleguen hasta 2020. Mientras tanto, estamos esperando que Mercedes cargue el configurador para poder explorar la abundancia de opciones disponibles y ver los precios que las acompañan.

 

Fuente: Mercedes-Benz