Los fabricantes de pickups, ya no tanto venden camionetas, sino que prácticamente imprimen dinero.

No hay más que visitar cualquier concesionario Ford, Ram o Chevy y fijarse en los precios de las camionetas para sentir terror. Ford, Fiat Chrysler Automóviles y Chevrolet hacen sus ganancias más significativas vendiendo estas pickups y los consumidores parecen no tener problemas en pagar sus precios exorbitantes. Aún cuando tengan precios similares a los de los carros de lujo, careciendo de sus características. 

Según The Detroit Bureau, Chevrolet está considerando seriamente ofrecer una camioneta de $100,000. Sandor Piszar, jefe de márketing de camionetas Chevrolet, le dijo a la publicación que “la gente siempre quiere más”, y agregó que Chevy está listo para satisfacer la demanda para una camioneta más cara. Sin embargo, Piszar no comentó si el costoso modelo ya estaba en fase de desarrollo, y declinó comentar sobre productos futuros, agregando que el Chevy quiere producir "los vehículos que sus clientes demandan".

Francamente, la idea de una camioneta de $100,000 dólares parece absurda. Las camionetas actuales ya son bastante caras y casi nunca ofrecen el mismo nivel de equipamiento que un sedán o una crossover de precio similar. Afortunadamente, eso ha empezado a cambiar, Chevy le ha agregado una abundancia de equipo nuevo a la Silverado y Silverado HD mientras que mejoraron los materiales del interior. El fabricante también ha expandido su lista de opciones con más niveles equipamiento, lujo y motores variados.

Pero aparentemente aún queda espacio en el mundo de las pickups para más. Hoy se puede adquirir una Ford F-450 Limited por casi $100,000. Los consumidores ya están gastando grandes sumas de dinero en SUVs y crossovers de lujo. La demanda existe y los fabricantes no tienen ningún problema en construir modelos muy costosos para sacarle provecho a los consumidores. Sí Chevy decide construir una camioneta con puertas de cierre suave, asientos traseros reclinables, tecnologías de entretenimiento y seguridad, y un tren motriz de potencia híbrida por un precio similar al de un Porsche bien opcionado, la gente probablemente la compraría. Lo que oyes, es el sonido de Chevy imprimiendo dinero.