Recordamos un carro concepto que había quedado en el olvido.

Nombre: Porsche C88 (“C” por China mientras que el “88” simboliza la buena suerte y la fortuna en la cultura de ese país)

Lanzamiento: noviembre de 1994 en Pekín

Especificaciones: Motor 1.1 de cuatro cilindros con 48 caballos de fuerza, transmisión automática de cuatro marchas, tracción delantera, rines de acero de 15 pulgadas, aceleración de 0 a 62 millas por hora en 16 segundos, y velocidad máxima de 100 millas por hora.

¿Por qué recordamos ahora este Porsche?

Si, has leído bien. Ese pequeño sedan que ves arriba es un Porsche. Aunque no porte ni la insignia en el capó. ¿Todavía crees que estamos en un error? Pues no, Porsche Engineering Services desarrolló este carro pensando en el mercado chino.

Casi todo el mundo sabe que Porsche se involucró en el desarrollo del Mercedes-Benz 500E (también denominado W124), pero cuando ese enorme sedan estaba por ser lanzado, surgió otro mucho más pequeño. Hablamos del C88 de Porsche, creado en respuesta a una invitación del gobierno chino emitida a casi 20 marcas extranjeras para diseñar un carro barato.

Esta fue la solución de envase pequeño de Porsche, que inicialmente había ideado un hatchback de tres puertas y luego un segundo carro que se podía catalogar como sedan, station wagon, y hasta pickup. El C88 fue el único que se construyó en tamaño real, mientras que las propuestas previas sólo quedaron en el papel.

Como te contamos, fue concebido para el mercado chino, aunque en algún rincón de la mente de Porsche también estaba el objetivo de que sea compatible con Europa, dadas sus normativas de emisiones de CO2 y seguridad que regían en ese momento. De las tres ideas, el C88 fue la más voluminosa: 159 pulgadas de largo (4.03 metros), 64 de ancho (1.62) y 56 de alto (1.42).

Galería: Porsche C88 - concepto de 1994

A Porsche y su equipo de ingeniería le bastaron cuatro meses para desarrollar el sedan, que igualmente fue rechazado por el gobierno chino. Esto significa que todos los esfuerzos que hizo la marca (a la par de Mercedes-Benz, Ford y Chrysler) fueron en vano. De haber salido a producción, el C88 podría haber recibido una caja de cambios automática y un motor 1.1 a gasolina de 48 caballos de fuerza (se llegó a evaluar un diésel de 1.6 litros y 68 caballos). En cuanto a seguridad, habrías tenido un carro con bolsas de aire para conductor y pasajero y frenos anti-bloqueo para sus rines de 15 pulgadas.

Igual que su exterior, carente de lujos, el interior era muy sencillo, con los elementos básicos. Para innovar sin salirse de presupuesto se puede observar un instrumental repleto de formas redondas, y una pequeña pantalla digital que parecía más un sticker que algo real. Además había un reloj analógico rodeado de distintas luces e indicadores.

En cuanto al emblema, claro que no es el de Porsche, sino un logotipo diseñado especialmente para simbolizar una familia de dos con un niño o niña. Durante la frase de desarrollo, los ingenieros pensaron en el Volkswagen Beetle, dada la idea del gobierno chino de un carro barato, sencillo y confiable para trasladar personas. Como explica RanWhenParked, Porsche recibió instrucciones de un ingeniero y un técnico chinos para asesorarse mejor sobre lo que pretenderían los potenciales clientes de ese país.

Como otros conceptos de Porsche, entre los que podemos mencionar al Panamericana o a la Cayenne Cabrio, el C88 se trató de la única unidad construida de un vehículo.

'