En esta oportunidad las mulas tenían cuatro ruedas.

Los criminales no carecen de creatividad al momento de inventar maneras para exportar sus cargamentos letales. Las posibilidades son infinitas, lo que mantienen a los agentes de la ley en alerta permanente. Afortunadamente, un alijo de metanfetaminas ilegales en particular terminó en las manos equivocadas. En vez de de llegar al resguardo de los distribuidores de drogas, el cargamento llegó a  13 distribuidores localizados al este del país. 

De acuerdo a un comunicado de la policía provincial de Ontario, empleados de cuatro concesionarios Ford, encargados de inspeccionar un grupo unidades recién recibidas, descubrieron neumáticos con especificaciones que no correspondían a las de las unidades Ford Fusion en las que fueron encontrados. Dentro de esos neumáticos encontraron extraños paquetes, que resultaron estar llenos de metanfetaminas. La policía contactó a Ford inmediatamente quien proveyó toda la información relativa al envió de los carros utilizados para el traslado de las drogas.  

Nueve de 14 vehículos inspeccionados en 13 concesionarios Ford al este de Canadá contenían paquetes con la droga ilegal.  Paquetes adicionales con la droga fueron conseguidos también en seis unidades más en un segundo vagón del mismo envío de vehículos, proveniente de México. Igualmente, las autoridades lograron detener un embarque similar al entrar a Canadá. En total, las fuerzas del orden incautaron cerca de 400 libras (180 kilos), los cuales la fueron valorados en en $4.5 millones.

De acuerdo a la policía "un grupo criminal bien establecido" se aprovechó de Ford y de la compañía de trenes, en alusión directa al cartel de Sinaloa en México. Inspecciones subsecuentes de vehículos provenientes de la planta de Ford en  la ciudad mexicana de Hermosillo no resultaron en la confiscación de cargamentos adicionales.

El tráfico de drogas es un negocio mill millonario con mil cabezas. Cada vez que las autoridades cierran una línea de distribución, los traficantes consiguen la manera de abrir otra. Si bien el cartel ya no va a poder usar los Ford Fusion para traficar sus drogas no hay duda de que conseguirán otra manera de burlar los controles fronterizos.

Fuente: Policía Provincial de Ontario.