Es más caro con menos opciones pero compensa con contenido adicional.

Cadillac se siente perdido. En el último año, la marca de lujo derrocó a su CEO, dijo que recortará el CT6 de su línea porque los sedanes ahora son malos, aumentó los precios del CT6-V, anunció que liderará los esfuerzos de los vehículos eléctricos de GM, aumentó la producción del CT6 por seis meses porque los sedanes vuelven a ser buenos, reajustaron su marca V-Series hacia abajo en el mercado y anunciaron sedanes CT4 y CT5 más calientes de la serie V en el futuro. Esto se siente como montarse en la montaña rusa más extraña jamás hecha. Todos esos altibajos nos llevan a hoy, en donde Cadillac está aumentando los precios del CT6 para el año modelo 2020.

Según Cars Direct, Cadillac está recortando equipaje y motores, pero no el precio. La marca ofrecerá tres opciones de equipamiento, en lugar de siete: Luxury, Premium Luxury, y Platinum. Se acabaron los motores turboalimentados de 2.0 y 3.0 litros del CT6, dejando solo al V6 de 3.6 litros y el V8 de 4.2 litros de doble turbo como las dos únicas opciones. Los tres ajustes consiguen un aumento de precios; Sin embargo, Cadillac está ofreciendo más contenido por el dinero.

El CT6 Luxury de nivel básico para 2020 es $3,500 más caro que el modelo saliente porque Cadillac incluye el Paquete de Conciencia y Conveniencia para el Conductor que agrega frenado automático de emergencia, monitoreo de punto ciego, alerta de colisión frontal y más. Esto hace que el CT6 de nivel básico sea $8,500 más caro que el modelo 2019 más barato. El modelo 2020 comenzará en $59,990.

La versión Premium Luxury ve el salto de precio más sustancial: $11,900, pasando de $63,590 para 2019 a $75,490 en 2020. Sin embargo, Cadillac lo empaqueta con una tonelada de contenido nuevo que lo hace $2,500 más barato que un modelo 2019 equipado de manera similar. El nuevo Premium Luxury recibe Super Cruise, el paquete del asiento trasero y el paquete Comfort & Technology. El paquete de asientos traseros agrega control de clima de cuatro zonas, puertos USB dobles y pantallas de información y entretenimiento en los asientos traseros. El otro paquete agrega un grupo de instrumentos reconfigurables de 12.0 pulgadas, asientos delanteros con ventilación automática, espejo retrovisor con cámara y más.

El CT6 Platinum, con el Blackwing V8 de 4.2 litros y doble turbo, obtendrá un salto de precio de $700 llevandolo a $97,490. Cadillac ahora incluye las ruedas de 20 pulgadas que solían ser opcionales por $700 en el modelo 2019.

Los cambios hechos por Cadillac al CT6 hacen sentido para un sedán con un futuro incierto. Menos opciones deberían abaratar la fabricación, ya que GM calcula qué hacer con el CT6 y la marca Cadillac en el futuro. El CT6 puede que no exista por mucho más tiempo; sin embargo, Cadillac está haciendo todo lo posible para darle a los clientes el mayor valor posible, aunque sea más caro que el año pasado.

Fuente: Cars Direct