Impresionante desafío entre 12 años de historia.

El Audi R8 es el superauto emblema de la marca. Construido inicialmente con idéntico chasis y motor que el Lamborghini Gallardo, el R8 fue catalogado como un carro único, pese a compartir tantos elementos con su par italiano.

Más de 12 años pasaron, y ahora tenemos una segunda generación con un lavado de rostro más que se lanzo el año pasado. Pero nos preguntamos: ¿Cómo afecta el paso del tiempo al progreso de las prestaciones en este vehículo?

CarWow tomó un R8 original contra versiones más recientes, como el GT Spyder y el LMX de la primera generación, o el vigente V10 Performance. Para darte una comparación más precisa, te detallamos las prestaciones de cada uno.

El R8 original traía un motor V8 de aluminio que sacaba de adentro 414 caballos de fuerza y 317 libras-pie de torque. Su caja de cambios manual llevaba la potencia a las cuatro ruedas.

Galería: 2019 Audi R8 OnLocation

Si echamos un vistazo al R8 GT Spyder notaremos que es una versión limitada del GT, con sólo 333 unidades vendidas. Traía debajo del capó un V10 de 5.2 litros, capaz de alcanzar 552 caballos de fuerza y 398 libras-pie de torque. La transmisión es automática con embrague simple.

Después, tenemos otra edición limitada del primer R8, el R8 LMX. Mostrado en las 24 Horas de LE Mans, este modelo copia el motor del R8 GT Spyder, pero estira su potencia a 562 caballos de fuerza con el mismo torque. La transmisión, igualmente, es de doble embrague y siete velocidades.

El último contendiente de la Carrera es el más nuevo, el R8 de segunda generación. Además de las reformas en us carrocería, monta el V10 de 5.2 litros que tiene una potencia máxima de 602 caballos de fuerza y 413 libras-pie de torque. Adivinaste, es la version más potente de este carro.

Y bien, ¿quién dominó la carrera? Creemos que ya tienes la respuesta, pero puedes descubrirlo viendo el video al tope de la página.

Source: CarWow via Youtube