La octava parte de los Jaguar vendidos en el mundo fueron eléctricos el mes pasado.

Las ventas de la Jaguar I-PACE se incrementaron en mayo hasta 1,594 (globalmente, incluyendo 510 en Noruega) y alcanzan casi 7,500 al cabo de cinco meses.

El alcance de la SUV eléctrica en todo el volumen de Jaguar fue de 12.1 por ciento, nada mal por un lado, pero insuficiente por el otro, dado que las ventas de la marca decrecieron hasta 13,142, es decir, un 9.4 por ciento.

Nos preguntamos por qué la Jaguar I-PACE es de producción limitada (y qué tan limitada), ya que podría ser un modelo clave en el futuro. Si la demanda aumenta más de lo que se ve actualmente en Estados Unidos (digamos 4,000 por mes), la I-PACE podría ayudar a crecer otra vez a Jaguar y dar lugar a otro enchufable. De lo contrario, la problemática podría acrecentarse.

Las ventas totales acumuladas de la I-PACE son 14,349.

Jaguar I-PACE - ventas en mayo de 2019