Por lo menos será bien tratado…

En marzo de este año General Motors puso fin a la producción del Chevrolet Cruze. Este carro, pese a ser económico, fue presa del segmento de SUVs y crossovers, que también terminaron con otros sedanes como el Ford Taurus y el Ford Fusion.

De acuerdo a una nueva información de WKBN, el último Cruze, versión LS, fue comprado por John Kufleitner, propietario de un concesionario Fiat-Chrysler en Columbiana, Ohio. Mientras el vehículo por ahora está aparcado en su tienda, pronto se unirá a su colección personal en Salem.

“Tuve muchos familiares y amigos que trbaajaron en la planta de Lordstown. Ese lugar es parte de todos nosotros”, le expresó Kufleitner a WKBN. Además, comentó: “Era muy probable que ese carro acabara en un salón de exhibición… pues bien, ahora está en el salón de exhibición de alguien”.

Mary Pipino, una cliente local, era la primera compradora del Cruze, por el que había gastado 35,000 dólares en una subasta de United Way. Después del evento, Kufleitner descubrió que el sedán no iría a un concesionario, ahí decidió iniciar la negociación.

Mientras nos entristece decir adiós al Cruze, es reconfortante saber que será recordado y tendrá un lugar merecido en la historia de la industria automotriz. Por lo pronto, cruzamos los dedos por la planta de Lordstown, que podría ser comprada por la firma Workhorse de vehículos eléctricos.

Fuente: WKBN via GM Authority