Quitar los carros más diminutos parece ser parte la premisa de los directivos.

Al contrario de como llevaban adelante sus planes, parece que Maserati ya no quiere lanzar vehículos más pequeños que el Ghibli o el Levante. “No queremos bajar, queremos subir”, explicó el jefe de la compañía, Harald Wester, a Autocar.

Según Wester, los modelos más pequeños ubican a Maserati como una marca “masiva”, lo que debilita su presupuesto como marca de carros de lujo. Además, los márgenes de producto se reducen al fabricar esos vehículos algo reducidos.

De todos modos, no está claro si Wester de verdad quiere avisar que van a terminar con el proyecto de Crossover compacta que estaban diseñando, o que Maserati no volverá a explorar el segmento de los compactos más allá de lo que conocemos hoy en día.

En 2018 Maserati anunció una crossover (cuyo render puedes ver arriba) que se iba a ubicar debajo del Levante. El modelo, que aún no tiene nombre, supuestamente será un híbrido enchufable, y capacidad autónoma de nivel 3. Una plataforma ligera habría facilitado que sea el de mejor balance peso-potencia de su segmento.

El próximo Maserati que va a llegar al mercado es el cupé Alfieri, que sería presentado ante el público del Auto Show de Ginebra de 2020. Aunque recién estaría a la venta en 20121, o quizás se postergaría a 2022, mientras la marca trabajará en una versión convertible. Ambas variantes en conjunto tendrán como fin reemplazar al GranTurismo y GranCabrio.

La futura generación de Maserati tendrá una reforma masiva en sus plantas impulsoras, dado que no se renovará el vínculo con Ferrari como proveedor. La firma del tridente parece estar poniendo rumbo para el futuro hacia los vehículos híbridos de alta performance, híbridos enchufables y eléctricos en vez de cabalgar arriba del Cavallino Rampante. Los ejecutivos de Maserati no quieren convertirse en una marca de carros eléctricos, por lo que los motores a combustión seguirán sonando en la fábrica en el futuro inmediato, inclusive si incorporan ayuda eléctrica para mejorar los modernos estándares de emisión.

Fuente: Autocar