La nueva crossover compacta alemana llega con tracción delantera, con tracción integral opcional, y un 4 cilindros turbo que produce 221 hp.

Algunas veces, cuando un fabricante como Mercedes-Benz declara que su modelo nuevo es “todo nuevo”, el producto suele ser solo una actualización o quizás una reelaboración significativa de un modelo ya existente. Sin embargo, la nueva Mercedes-Benz Clase-GLB es una máquina completamente nueva a pesar de que tome mucho prestado del Clase-A compacto. Ya que el Clase-A sirve como el hatchback o sedán de nivel de entrada, la Clase-GLB sirve como una SUV clásica pero montada en una plataforma compacta. Además, ofrece algo que casi no se ve en este segmento, la opción de tres filas y asientos para siete personas.

Mercedes-Benz GLB
Mercedes-Benz GLB

Ese es un buen punto para empezar a discutir la Clase-GLB, ya que es la primera SUV compacta de Mercedes que ofrece esa capacidad. La tercera fila opcional ofrece alojamiento para dos personas, con porta-vasos entre los asientos y puertos USB para teléfonos y otros dispositivos. Las bolsas de aire laterales de la GLB están diseñadas para proteger a los pasajeros de la tercera fila, y Mercedes señala la disponibilidad de puntos de anclaje para asientos de niños. Dos cosas que no se mencionan en la parte trasera son el espacio para la cabeza y el espacio para las piernas, y aunque nos reservamos el juicio final para nuestro primer encuentro con ella, tenemos la clara impresión de que Mercedes apunta la capacidad de siete asientos de esta SUV compacta para niños pequeños.

Mercedes-Benz GLB
Mercedes-Benz GLB

La versión de cinco asientos de la GLB  suena un poco más adecuada para adultos. Con los asientos traseros plegados, el transportador de personas ofrece hasta 62 pies cúbicos de capacidad de carga. Los pasajeros de la segunda fila también tienen la capacidad de mover los asientos hacia adelante y hacia atrás para acomodar mejor a las personas o cosas, con 38 pulgadas de espacio para las piernas disponibles con los asientos empujados hacia atrás. En la parte delantera, el conductor y el pasajero se encuentran con un interior bastante similar al de la Clase A, aunque con un poco más de espacio para la cabeza.

Instrumentos digitales dentro de una pantalla de instrumentos de 7.0 pulgadas y una pantalla táctil central de 7.0 pulgadas dominan el tablero. Las pantallas permiten el acceso a una multitud de tecnologías estándar, incluyendo Apple CarPlay y Android Auto. El sistema MBUX del fabricante de automóviles con control de voz también es estándar, al igual que un conjunto de sistemas de asistencia al conductor que incluyen frenado activo, asistencia de viento cruzado y una cámara de visión trasera. Los paquetes opcionales incluyen asistencia de punto ciego, navegación, asistencia de estacionamiento, pantallas más grandes de 10.25 pulgadas, un sistema de sonido Burmester mejorado y mucho más.

Galería: Mercedes-Benz GLB

Aunque la Clase GLB adopta una apariencia exterior de SUV más tradicional, no es tan cuadrada como sugerían los primeros prototipos camuflados. Sí, hay huesos de Clase-A debajo de ella, pero la distancia entre ejes es 5 pulgadas más larga que la Clase-GLA y sólo 1.7 pulgadas detrás de la Clase-GLC. En su forma básica, la GLB girará solo las ruedas delanteras, aunque sospechamos que la mayoría de los compradores elegirán el sistema opcional de tracción total 4MATIC.  Este sistema viene estándar con el paquete “Off-Road Engineering” que agrega un programa de manejo adicional a la selección de modos y la capacidad de distribuir la potencia 50/50. Sin ese paquete, el 80 por ciento de la potencia va al frente en modo eco, con una división de 70/30 para el modo deportivo.

Hablando de potencia, no se sorprenderá al encontrar el motor M 260 de 2.0 litros turbo de cuatro cilindros bajo el capó. En la Clase GLB produce 221 caballos de fuerza (164 kilovatios) y 258 libras-pie (350 metros-Newton) de torque, y Mercedes dice que es suficiente para enviar a la SUV pequeña a 60 mph en 6.9 segundos con el sistema 4MATIC. El cambio de engranaje es manejado por una transmisión DCT de ocho velocidades.

Cuando salga a la venta, Mercedes-Benz ofrecerá dos modelos: la GLB 250 y la GLB 250 4MATIC. Los precios se revelarán más cerca a la fecha de venta y llegará a Estados Unidos al final de 2019.

Fuente: Mercedes-Benz