Sea lo que sea, es algo que Toyota no quiere mostrarnos.

Un camuflaje extraño recubre la mula de prueba de la Toyota Tundra en Michigan. Pero no es cualquier mula: los fotógrafos que capturaron las imágenes de espía aseguraron que el único sonido que oían salir del vehículo, hasta alcanzar alrededor de 30 millas por hora, era un zumbido eléctrico. Eso deja en evidencia algo, concluimos que vemos por primera vez una planta impulsora híbrida que podría equipar a la pick up.

Toyota hizo un buen trabajo de camuflaje para ocultar detalles del vehículo, pero intentaremos descifrar el misterio. En el frente, la parrilla aparenta ser ligeramente diferente a la versión actual, con una insignia que también se ve algo más grande en el centro.

Los cambios más interesantes están por debajo, ya que Toyota no quiere que tú ni nosotros veamos qué hay. Los paneles en la parte inferior ocultan el tren motriz, incluso en la parte trasera.

De acuerdo a rumores recientes la Tundra híbrida llevaría una versión del motor de 3.5 litros con doble turbo que equipa a algunos Lexus, como el LS500h. El sedan alcanza 354 caballos de fuerza, pero las especulaciones son que la pick up llegaría a 450, con un torque de 500 libras-pie.

Otro rumor es que Toyota tiene una plataforma compartida que permitiría compartir más elementos entre las Tundra y Tacoma con los modelos de otros mercados. Esto además reducirá costos. Los ingenieros también han asegurado que estos vehículos soportarán unidades motrices electrificadas, lo que también coincide con las imágenes espía que te hemos mostrado.

Fuente: Automedia