La era de los sedanes se sigue disipando.

La muerte de los sedan está llegando, las marcas se están deshaciendo de ellos más rápido de lo que tardaron en eliminar los station wagons hace 20 años. Como cada gran extinción, siempre hay algunos que sobreviven, golpeados y todo. Pero no todos los vehículos logran escapar, y parece que el próximo del que nos vamos a despedir es el Ford Fusion Sport. Según indica Cars Direct, la firma dejará de producirlo en 2020.

Un portavoz de Ford le manifestó a ese medio que eliminar al Fusion Sport ayudará a la marca a concentrarse en los estilos que los consumidores quieren hoy por hoy. De todas formas los aficionados a este carro deberían correr a las tiendas, ya que en 2020 dejaremos de ver al sedan que Ford presentó en 2005.

Algo que hizo atractivo al Fusion Sport cuando Ford lanzó la última generación en 2017 fue su unidad motriz. Debajo del capó hay un motor V6 EcoBoost de 2.7 litros que genera 325 caballos de fuera (242 kilovatios) y 380 libras-pie de torque (515 Newton-metros). Una caja de cambios automática de seis velocidades envía la potencia a las cuatro ruedas. Ahora, con el Fusion Sport, el motor más potente es el EcoBoost de 2.0 litros que genera 245 caballos de fuerza (182 kilovatios) y 275 libras-pie (372 Newton-metros) de torque.

Galería: 2018 Ford Fusion Sport: Prueba

Ford nunca hizo destacar entre el público al Fusion Sport. Cuenta con aditamentos visuales como llantas de 19 pulgadas y cuatro salidas de escapes para denotar su carácter deportivo. DE todas maneras, no es un vehículo accesible (el modelo 2019 cuesta a partir de 41,010 dólares incluyendo cargos de destino). Por dentro cualquier rasgo de estar en un vehículo deportivo es ínfimo. El indicador más obvio es la insignia Sport en el maletero, pero eso es todo.

La partida del Fusion Sport es una previa para la despedida definitiva del modelo de la gama de Ford. Las marcas están apostando todo a los crossovers, las camionetas, las SUVs y los vehículos de bajo beneficio como el Fusion con sus ventas decrecientes son las víctimas.  No compras tu el tuyo ahora, quizás puedas hacer un buen negocio comprándolo en unos años como vehículo usado.

Fuente: Cars Direct