Algunos personalizadores tendrán la posibilidad de echar mano a la ECU, otros serán vetados.

El rumor ha dado vueltas sobre los nuevos detalles del anticipado Chevrolet Corvette C8. Ha habido cantidades de versiones sobre su motor, su transmisión, y otros elementos acerca del primer Corvette ‘que llevará su unidad motriz detrás de los asientos’. Recientemente leímos sobre una unidad ECU ‘inalterable’ para prevenir que los especialistas de posventa echen una mano a las prestaciones en el motor.

¿Será cierto? Bueno, hay quienes te dirán que no hay código imposible de romper. Lo que sabemos concretamente es lo que reconoció el presidente de GM Mark Reuss a Muscle Cars and Trucks, el sitio que emitió la información original sobre la unidad ECU del C8 que sería difícil de alterar.

“Haremos todo lo que podamos para proteger a nuestros clientes desde el punto de vista de la ciberseguridad”, dijo Reuss. Además, añadió que la nueva generación del Corvette empleará el desarrollo de una nueva arquitectura eléctrica Global B, anunciada allá por 2015. La “plataforma digital del vehículo”, como la llama GM, ofrecerá soporte para actualizaciones y será implementada para futuros productos.

Galería: Fotos espía del Chevrolet Corvette C8 con motor central

Volviendo a lo que Mark Reuss manifestó en la entrevista, le contó a Muscle Cars and Trucks: “La unidad ECU del Corvette C8 2020 está muy bien concebida en cuanto a su conectividad”, mientras abre la posibilidad de “Super Cruise, AV y eléctrico”. Eso no significa que el C8 se convierta en un modelo eléctrico pronto, aunque alguna forma de electrificación podría verse en el futuro. Como nota al margen, hay un Corvette eléctrico en el Genovation GXE, de 800 caballos, basado en el C6.

Además mencionó a los personalizadores en relación al software del carro, y quiénes de ellos podrán alterar la unidad ECU y quiénes no. “No quiero dejar fuera a nadie desde un punto de vista de posventa, pero tenemos que seleccionar a quienes sean buenos en la materia”.

El tiempo dirá si los personalizadores podrán alterar la unidad ECU en su afán de extraer más potencia, la que se estima podría alcanzar los 1,000 caballos de fuerza en el modelo híbrido tope de gama. La variante eléctrica se espera para más Adelante, inclusive si la cifra de potencia llega a los cuatro dígitos, los especialistas querrán llevar el límite más allá.

De lo que sí estamos totalmente seguros es de que el Corvette C8 se estrenará el 18 de julio.

Fuente: Muscle Cars And Trucks