Este es lo que sucedió cuando Honda decidió traer algo de su magia en las pistas a sus salones de exhibición.

Nombre: Acura NSX (EEUU) / Honda NSX (resto del mundo)
Debut: Auto Show de Chicago 1989
Motor: V6 3.0 litros
Especificaciones: 270 caballos de fuerza / 210 libras-pie
Precio: $60,000 ($110,000 en 2019)

En los años 80 Honda, que ya tenía un gran historial como constructor de motocicletas de carreras, estaba haciéndose un gran nombre como proveedor de motores de Fórmula Uno y quería trasladar algo de esa magia a sus salones de exhibición. El carro concepto de motor central Honda HP-X diseñado por Pininfarina en 1984 fue el primer esfuerzo hacia tal fin, pero no fue sino hasta que el Honda NSX llegó a los concesionarios, que el sueño del fabricante se vio cumplido. 

Mientras tanto en Estados Unidos, los fabricantes japoneses ya habían dejado claro que no eran una moda temporal. Honda y Toyota dominaban el grupo, con sus modelos Accord y Camry subiendo rápidamente en la lista de los más vendidos del país. Sin embargo, aún habían espacios lucrativos por explorar, principalmente los de los carros de lujo y las camionetas pickup. Honda, Nissan y Toyota decidieron simultáneamente atacar el primero, estableciendo sus propias marcas de lujo. La primera en llegar fue Acura de Honda, en 1986, seguida por Lexus e Infiniti, de Toyota y Nissan respectivamente, en 1989.  

Honda vio a Acura como el canal ideal para distribuir su nuevo supercarro en Estados Unidos. El NSX de motor central, que era considerado como un legítimo competidor de los Porsches y Ferraris del día, habría lucido fuera de su elemento mostrado a través de una vitrina llena de Civics y Accords. Fue por esa razón que el carro fue llamado Acura NSX, ante los ojos del público estadounidense. 

First Generation Acura NSX
First Generation Acura NSX

El NSX estaba motorizado por un V6 VTEC de 3.0 litros, capaz de producir hasta 270 caballos de fuerza y 210 lbs.-pie de torque, situado detrás de sus dos únicos asientos. La potencia era transmitida a las ruedas traseras a través de una caja transeje manual de 6 velocidades. El desarrollo de su chasis fue influenciado por la contribución de Ayrton Senna, quien había ganado el campeonato mundial de corredores de Fórmula Uno en 1988 en carros de McLaren con motores Honda, y quien luego ganaría los campeonatos de 1990 y 1991, antes de su muerte prematura en 1994 -a bordo de un producto que no era de Honda-.  Los dueños del NSX disfrutaban de tecnologías nuevas y revolucionarias como frenos ABS y control de tracción, que hacía lucir a muchos de ellos como mejores conductores de lo que sus aptitudes reales les permitían. 

A pesar de que el NSX fue mostrado por primera vez en el Auto Show de Chicago en febrero de 1989, sus ventas comenzaron primero en Japón en enero de 1990, y no tendrían lugar en EEUU hasta noviembre de ese año. El NSX fue aclamado por la crítica y el publico por igual, en todo el mundo. Road & Track registró un tiempo de aceleración de 0 a 60 millas por hora de 5.7 segundos, llegando al cuarto de milla en 14 segundos, llevándolos de declarar que "el Acura NSX merece un lugar en la estratosférica liga de los carros deportivos/GT de performance." No estaban bromeando, con 270 hp disponibles, el Ferrari 328 GTB, el carro que Honda había usado como modelo para el desarrollo del NSX, aceleraba de 0 a 60 mph solo dos décimas de segundo más rápido.

Primera generación de Acura NSX
El Acura NSX 1990 debutó en el Auto Show de Chicago de 1989.
Primera generación de Acura NSX
Miembros de la prensa automotriz buscan el motor en el extremo equivocado del Acura NSX.

El NSX original es una verdadera belleza. Sus hermosa línea de cintura fluye armoniosamente para subir hacía el final del extremos trasero para formar el contorno superior de un magnífico alerón incorporado que cumple con la doble función de mantener el carro firmemente plantado en el pavimento, y de asegurar que todos lo que sean rebasados por él en las vías, sepan sin ninguna duda cual fue el carro que los dejó atrás.  Sus faros escondidos le daban un sabor muy europeo a todo el conjunto, mientras que las entradas de aire mantenían frescos a los frenos y el motor.  

Honda le dio un techo Targa en 1995, y en 1997 actualizó el motor a un the V6 VTEC de 3.2 litros con 290 hp y 294 lb.-pie de torque. 2002 trajo una actualización cosmética significativa, que convirtió a todos lo modelos vendidos en EEUU en versiones Targa, y reemplazó los faros escondidos por unidades fijas bi-xenon, sacrificando mucho del estilo original del NSX en aras de la protección de los peatones y la mejor iluminación de las vías.

La primera generación del Acura NSX se despidió con el año 2005, sin ser reemplazada hasta 2016, cuando las muy esperada segunda generación del supercarro llegó finalmente. Pero ese supercarro, lo dejaremos para otro domingo. 

Galería: Primera generación del Acura NSX