El primer supercarro de la era moderna, y uno de los más hermosos de todos los tiempos.

Nombre: Alfa Romeo 33 Stradale
Debut: septiembre de 1967; Monza, Italy
Motor: V8 2.0 litros
Especificaciones: 227 caballos de fuerza / 152 lbs-pie de torque
Precio: $17,000 ($118,000 en 2019)

Durante la época de los 60, Alfa Romeo decidió empacar todo el poderío de su nuevo glorioso (y eventualmente fracasado) bólido de carreras, el Alfa Romeo Tipo 33 1966, en un carro de circulación legal en las vías públicas. Un carro que fuera cómodo de manejar en la autostrada y luciera como ningún otro carro en producción. El resultado fue el Alfa Romeo 33 Stradale 1967, un hermoso dos puestos, considerado hoy en día como el primer supercarro moderno, así como uno de los diseños más hermosos de todos los tiempos. 

Carro de carreras para las calles 

Los constructores italianos usan la palabra stradale para identificar carros de circulación legal derivados de versiones de competencia, y aunque técnicamente este era el caso del 33 Stradale, no es algo aparente a primera vista. Su poderosa carrocería, diseñada por Franco Scaglione, hace que el 33 Stradale se vea tan listo para competir como el carro en que está basado. Sin embargo, al verlo de cerca, los detalles que revelan su naturaleza más civilizada se hacen aparentes. 

Entre sus muchas distinciones, el 33 Stradale fue el primer carro de producción en usar puertas 'estilo mariposa' que abren hacía arriba gracias a que sus bisagras están instaladas en el pilar delantero, o pilar A, del vehículo. De la cintura hacia arriba, las puertas son completamente de vidrio, curveadas hacia el techo del vehículo creando una especial de 'Techo-T' de paneles fijos, al estilo del contemporáneo Ford GT40, pero con los paneles superiores completamente transparentes.

Alfa Romeo 33 Stradale: Supercar Sunday

El Alfa Romeo 33 Stradale en más pequeño que lo que su silueta sugiere, con un largo total 156.3  pulgadas, una distancia de ejes 92.5 pulgadas, y un altura increíblemente baja de 39.0 pulgadas. Su cabina era suntuosa para los estándares de 1967, con cuero por todas partes y metal pulido en manillas y botones. Los asientos, con gran soporte lateral. también están colocados sumamente bajos, ya que Alfa Romeo probablemente quería evitar que las porciones del techo que eran parte de las puertas, golpearan las cabezas de los pasajeros al cerrar. 

Detrás de esos asientos se encuentra un motor V8 de apenas 2.0-liter de desplazamiento que produce 227 caballos de fuerza (169 kilovatios) y 152 lbs.-pie (206 newton/metros) de torque distribuidos a las puertas traseras a través de una caja de cambio manual transeje provista por  Colotti.

Raro y único

Las 18 unidades producidas entre 1967 y 1969, difieren entre ellas no por que hayan ocurrido actualizaciones anuales, sino porque a medida de que sus carrocerías eran hechas totalmente a mano por Carrozzeria Marazzi, se iban tomando decisiones para mejorar el fastidioso método y complicado de construcción. Esta es la razón por la que hay modelos con uno o dos brazos limpiaparabrisas, o carros con monturas de parabrisas totalmente distintas.  Los primeros dos prototipos contaban con una configuración de faros dobles (que se puede ver en la foto de abajo a la derecha), pero las luces bajas estaban más cerca del suelo de lo que permitía la ley, por lo que Scaglione tuvo que modificar el diseño de los faros delanteros, con una configuración de una sola unidad (que se puede ver en la imagen que encabeza esta nota),  que aunque luce muy bien, no es tan hermosa como la del diseño original. 

Alfa Romeo 33 Stradale: Supercar Sunday
Alfa Romeo 33 Stradale: Supercar Sunday

Cinco unidades del 33 Stradale fueron entregadas a las casas de diseño más importantes de Italia. El resultado fueron el Alfa Romeo Iguana designed by Giorgetto Giugiaro para Italdesign, los Alfa Romeo P33 Roadster 1968, Alfa Romeo 33.2 Coupe Speciale 1969, y el Alfa Romeo Cuneo 1971 (construido sobre el mismo chasis del P33 Roadster) de Pininfarina, y el 1968 Alfa Romeo Carabo 1968 y Alfa Romeo Navajo 1976 de Bertone.

Los más observadores de nuestros lectores ya habrán notado que el diseño del 33 Stradale tuvo una gran influencia en el Alfa Romeo 4C de nuestros días. Sin embargo, las realidades de los procesos de producción y los requerimientos de seguridad de nuestros días, hacen completamente imposible que un carro moderno tenga un diseño similar del Alfa Romeo 33 Stradale.

Galería: Domingo de supercarros: Alfa Romeo 33 Stradale